Pego solicita una brigada forestal fija en el subparque de bomberos

Imagen de las instalaciones del subparque de bomberos situado en Pego. / A. Garcia
Imagen de las instalaciones del subparque de bomberos situado en Pego. / A. Garcia

Los miembros de este equipo de emergencias alternan su uso con las instalaciones de Cocoll por lo que está parado más de 250 días al año

B. ORTOLÀ PEGO.

En el municipio de Pego quieren evitar a toda costa que se vuelva a repetir un incendio similar al que vivieron en 2015. Toda medida es poca, por ello solicitarán que se ubique una brigada forestal permanente en el subparque de bomberos situado en su término municipal.

La petición la formulará mañana, aprovechando la visita a la localidad del director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel. Según comentaron ayer desde el ejecutivo pegolino, Ángel conocerá las instalaciones en «una primera toma de contacto para determinar si es posible llevar a cabo esta solicitud».

Actualmente, explicaron desde el gobierno local, existe una brigada helitransportada formada por una docena de miembros que realiza los trabajos en la zona durante los meses de verano, entre junio y septiembre. Este equipo alterna su estancia entre las instalaciones situadas en Cocoll (Castell de Castells) y las de Pego, aunque el concejal de Agricultura, Andreu Dominguis, apuntó que las del municipio «llegan a estar paradas más de 250 días al año».

Según Dominguis, la idea del equipo de gobierno es que una brigada formada también por una docena de personas se instale en estas dependencias municipales. O «al menos ampliar el periodo que están en ella, todos los meses que sean posibles», comentó. La intención, dijo el edil, «es reducir el tiempo de respuesta cuando se inicia una catástrofe como la que sucedió en 2015».

Por su parte, para el alcalde de la localidad, Enrique Moll, si se dispusiera de una brigada instalada en Pego durante todo el año «sería más fácil actuar en los primeros momentos en los que se inicia un incendio, que son cruciales para evitar problemas mayores».

Tanto Andreu Dominguis como Enrique Moll coincidieron en afirmar que se trata de «un buen recurso para aumentar la seguridad, no solo en Pego, sino en las zonas del interior de la comarca como en la Vall de Gallinera».

Ambos recordaron que, antes de que se abrieran las instalaciones del subparque de Benissa, el ejecutivo pegolino solicitó a la Diputación de Alicante que ubicase la dotación de bomberos en Pego. Y añadieron que «a muchos se les llena la boca hablando de zonas de interior como la Gallinera, pero después se olvidan de ellas y luego pasa lo que pasa».

En cuanto al estado del recinto, Moll comentó que se encuentra en buenas condiciones y «está totalmente habilitado para albergar ya un dispositivo permanente».

Sin uso

El subparque de bomberos de Pego fue construido a principio de los años 90, aunque nunca llegó a entrar en funcionamiento. Fue en 2005 cuando la Diputación de Alicante decidió ceder las instalaciones al Ayuntamiento de Pego para que pudiesen utilizarla otros servicios, como Protección Civil o los mismos las brigadas forestales del Servicio de Emergencias.

Fotos

Vídeos