Pego limpia los viales de la urbanización tras 14 años de litigios con la mercantil

Varias viviendas de la urbanización de Monte Pego. / B. Ortolà
Varias viviendas de la urbanización de Monte Pego. / B. Ortolà

Los trabajos consistirán en el desbroce de la vegetación cercana a las calzadas, la limpieza de las aceras y la reparación de todos los baches

B. O. PEGO.

Más vale tarde que nunca. Así lo creen los vecinos de la urbanización de Monte Pego, quienes han visto cómo los operarios del Ayuntamiento de Pego han iniciado la limpieza de algunos viales de la zona casi 14 años después de que empezasen a solicitarlo. Unos trabajos que consistirán en el desbroce de la vasta vegetación cercana a las calzadas, la limpieza de las aceras y la reparación de todos los baches.

El Ayuntamiento pegolino iniciará el lunes estas mejoras de forma subsidiaria tras no recibir respuesta de la mercantil propietaria de la urbanización a una notificación certificada enviada el pasado 3 de noviembre en la que el ejecutivo local le instaba a realizar esas tareas.

Según comentó ayer el alcalde de la localidad, Enrique Moll, los técnicos municipales realizaron previamente «un estudio de las necesidades que presenta la zona y de las actuaciones que deberán hacerse para solventarlas». En ese sentido, Moll afirmó que el ejecutivo «no puede demorar más esta actuación, la zona necesita reparaciones y la empresa parece no estar dispuesta a llevarlas a cabo, por lo que el Ayuntamiento ha decidido dar un paso al frente».

El primer edil explicó que la intervención tendrá lugar «tan solo en las calles cedidas al consistorio, que comprenden de una extensión cercana a los 90.000 metros cuadrados». Moll aclaró que existe una zona de la urbanización que la mercantil no cedió al ayuntamiento y «en estos puntos, el gobierno pegolino no puede intervenir».

Las tareas de limpieza también se realizarán en la zona del 'Barranc del Balde'. Según explicó el munícipe pegolino, este punto de Monte Pego «sigue afectado por los vertidos ilegales que se realizan desde la depuradora ubicada en este punto». Moll aseguró que el problema «debe solucionarlo la mercantil, el ayuntamiento no puede hacerse cargo porque la depuradora es propiedad de la empresa dueña de la urbanización».

Sobre la duración de los trabajos, el primer edil explicó que no hay un plazo determinado. Lo que sí aseguró el primer edil es que las facturas de todas las actuaciones «se las enviaremos a la empresa de forma subsidiaria a través de Suma, aunque no sabemos si las abonarán o no porque ellos se declaran insolventes», añadió.

La actuación que ha iniciado el ejecutivo local ha sido recibida de forma positiva por los residentes de al urbanización. Según indicaron, «era necesario que se actuase en la zona porque hay muchos puntos en los que es muy difícil circular con el coche».

Los vecinos de Monte Pego también lamentaron que se sigan vertiendo aguas fecales de la depuradora. «Es una pena que un paraje toda vida del paraje de la marjal se vea afectada por este tipo de imprudencias» comentaron.

Fotos

Vídeos