Padres afectados por la reducción de plazas en Paidos exigen a Educación las 50 vacantes

Reunión que el centro tuvo con los padres el pasado día 8.
Reunión que el centro tuvo con los padres el pasado día 8. / R. G.

Alertan de que si la consellera no da marcha atrás respecto al colegio concertado, plantearán impugnar el proceso de admisión en Dénia

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

La matriculación de niños de tres años comenzó ayer en Dénia con los padres de los pequeños afectados por la reducción de plazas en la escuela infantil Bambi, adscrita al colegio concertado Paidos, pendientes en los listados definitivos. Querían ver si al final la conselleria había atendido sus reivindicaciones, pero no fue así y en el centro solo figuraban admitidos para 41 plazas. Por ello, decidieron exigir a la dirección territorial de Educación en Alicante las 50 vacantes que «se han venido ofertando» durante los últimos 15 años.

En el documento rubricado por los padres que no han perdido la esperanza de que sus hijos puedan escolarizarse en el centro que habían escogido, solicitan «la revisión del expediente por el órgano competente». Según sus argumentos, está «claro que la información facilitada por parte de la administración no ha sido la correcta, además de que la misma ha sido modificada una vez ya se habían realizado las preinscripciones».

En su opinión, esos cambios perjudicaron a sus hijos, al quedar fuera de Paidos, ya que, de haberse mantenido el medio centenar de plazas, habrían entrado en los listados de aceptados y ahora podrían matricularlos.

Como no se resignan, a principios de semana pidieron al edil de Educación de Dénia, Rafa Carrió, que solicitara una reunión con conselleria para acudir los padres y el propio concejal en un último intento de conseguir que por este año, de forma excepcional debido al fallo de comunicación en las plazas, se queden las 50 que habitualmente se ofertaban. Carrió apuntó ayer que se puso en contacto con el gobierno autonómico y que estaba a la espera de una respuesta para ver si se puede solucionar el problema.

También comentó que desde conselleria incidieron en el riesgo que podría suponer sobrepasar la ratio. No obstante explicó que las familias afectadas y el colegio estaban dispuestos a firmar un documento en el que se eximía a la conselleria si les pasaba algo a los niños por ese motivo

Los padres remarcaron que quieren trasladar directamente su malestar a Educación y que en ese encuentro esté el concejal para darles su apoyo y que reclame esa medida excepcional para el próximo curso y que después ya se aplique la decisión del año 2001, que es cuando se fijaron las vacantes para el centro aunque jamás se pusieron en práctica.

En caso de que la conselleria decida no dar marcha atrás y opte por dejar solo 41 vacantes para los niños tres años en Bambi, los padres afectados alertaron de que se plantearán, «como última medida», pedir la impugnación del proceso de admisión en Dénia.

El colegio Paidos ya presentó el 15 de junio, un recurso ante la directora territorial de Educación en el que se detallaba que el centro recibió 54 solicitudes para la escuela Bambi, que se sacaron 50 plazas y que al final tan solo obtuvieron 41.

Fotos

Vídeos