Ondara abre la puerta a grandes firmas tras modificar una norma urbanística

Uno de los vecinos disconforme con la decisión del ejecutivo local durante su intervneción. / LP
Uno de los vecinos disconforme con la decisión del ejecutivo local durante su intervneción. / LP

Un vecino asegura que el ejecutivo ha favorecido a una empresa multinacional al conocer sus intenciones de instalarse en la localidad

R. O. ONDARA.

El gobierno abrió el jueves la puerta a la instalación de grandes superficies en el polígono donde se ubica la actual zona comercial. Lo hizo con la aprobación definitiva (con los ocho votos a favor del PSPV y Compromís y los cinco en contra del PP) de la modificación puntual del Plan Parcial de mejora del sector industrial Marjals 5,6 y 7. Se trata de una medida con la que se permite compatibilizar el uso del suelo calificado como industrial con el comercial. Según el alcalde de Ondara, José Ramiro, la misma iniciativa se llevó a cabo en el año 2004, cuando se permitió el cambio de uso de las parcelas situadas en el sector C de la zona industrial Marjals.

La tramitación de este nuevo sector, recordó el primer edil, comenzó en septiembre de 2017 y fue aprobada, de forma provisional, en el pleno de diciembre de ese año. Ahora, el siguiente paso, indicó, será tramitar el expediente en Conselleria para que dé el visto bueno o alegue.

Con esta decisión, indicó Ramiro, «se amplía dicha compatibilidad del uso comercial en el sector A. Una iniciativa que debería de haberse hecho también en 2004 y con la que se ven beneficiados los intereses del municipio».

La propuesta del equipo de gobierno no contó con el respaldo de la oposición. El portavoz del PP, Javier Lozano, tildó de innecesario dicho trámite porque «existen parcelas en suelo comercial por lo que no se entiende la necesidad de aprobar este acuerdo».

Lozano apuntó que el consistorio posee una parcela de titularidad municipal «que se verá afectada por esa modificación en el planeamiento, pudiendo hacer que baje su valor económico». El portavoz popular recordó que se habían presentado alegaciones, por lo que pidió que el punto se quedara sobre la mesa «para llegar a un acuerdo con los propietarios».

Respecto a la alegación, el alcalde matizó que los servicios jurídicos-técnicos desestimaron dicha alegación. En cuanto a entablar una negociación con los propietarios, Ramiro afirmó que existen «dos grupos de propietarios afectados, y por eso mismo se ha seguido el proceso técnicamente sin entrar en intereses particulares».

Disconformidad de vecinos

Los populares no fueron los únicos que presentaron sus discrepancias sobre esta modificación puntual del Plan Parcial. En el turno de ruegos y preguntas, dos vecinos también mostraron su disconformidad.

Uno de ellos aseguró, incluso, que dos días después de presentar su alegación al proyecto, «una firma interesada en instalar una tienda en una de las parcelas de las que el ayuntamiento acaba de modificar su uso, me llamó amenazando para que retirase mi alegación». En su intervención afirmó que «el Ayuntamiento sabe de la intención de esta gran firma y ha cambiado el uso del suelo para que pueda llegar al polígono comercial en una de las parcelas que le interesaba, en detrimento de la que tenían otros vecinos, como es mi caso».

Unas palabras que corroboró ayer el portavoz del grupo popular, quien aseguró que en el próximo pleno ordinario «nuestro partido solicitará la dimisión del alcalde, porque no es de recibo su actuación con la que ha favorecido los intereses de una empresa y de unos propietarios en detrimento del municipio».

Fotos

Vídeos