Los once colores de los distritos

Monos rojos para los falleros de París Pedrera. / T. Calvo
Monos rojos para los falleros de París Pedrera. / T. Calvo

Muchos falleros ignoran el origen del suyo, mientras que el verde de Saladar se debe a las 'granotas' y el azul de Port Rotes al mar Cada comisión luce su tono distintivo en los monos de trabajo o en las pañoletas

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Cada una de las once comisiones de Dénia tiene un rasgo distintivo que permite distinguir a sus falleros incluso si los encuentras fuera de su demarcación. Son sus colores. Hace décadas que se decantaron por una tonalidad específica, que lucen en sus particulares monos de trabajo o en las pañoletas que llevan en el cuello.

A pesar de que cada fallero se siente muy identificado con su color, son muchos los que desconocen por qué su comisión tiene esa tonalidad en concreto. Sin embargo, no dudan en contestar que quizá se deba a que no quedaban muchos más colores bonitos que escoger porque los otros ya estaban elegidos.

También los hay que no dudan en explicar con gran seguridad el motivo. Entre estos últimos se encuentran los representantes de Port Rotes. Según comentan, su atuendo es azul como el agua del mar, que está estrechamente vinculado a su nombre.

En Saladar, si bien algunos festeros ignoran la razón de llevar monos verde oscuro, lo hay que argumentan con total rotundidad que son la comisión 'granota' y que ese batracio es el que ha marcado el tono de la indumentaria de trabajo que llevan los primeros días de las fiestas josefinas, antes de que los monumentos estén montados. Luego ya se ponen el traje de valencianas.

Varias son las historias que cuentan los falleros sobre el naranja del distrito Centro. Unos apuntan que comenzó en un concurso de cucañas de las fiestas patronales y que para diferenciarse del resto se pusieron una camiseta de ese color. Otros relatan que fue a raíz de un vendedor de ropa, no sabe si porque era el tono de moda o porque solo le quedaba ese.

Históricos de Baix la Mar relatan que al principio fueron de rojo, pero que luego se pasaron al azul oscuro. Después, para diferenciarse de Port Rotes pensaron en cambiar y «con la broma» y también para «empreñar» acabaron de rosa. Eso pasó hace más de una década y así continúan.

El amarillo es el símbolo de Oeste, aunque la comisión vaquera lleva el mono blanco y deja el amarillo para los polares y el resto de complementos. París Pedrera, por su parte, se distingue por ir de rojo.

El negro simboliza a Diana, aunque su mono es blanco, mientras que Les Roques se enfunda un peto verde y los complementos de azul marino. A Darrere del Castell se conoce por el amarillo ocre, Campaments va de morado y Camp Roig se viste de verde claro.

Fotos

Vídeos