«Ha sido necesario que pasara todo lo de las obras para unir al comercio de Dénia»

El presidente de ACE anima a los empresarios a acudir a la primera asamblea del gremio en la que tratarán los efectos de que buena parte de la ciudad esté patas arriba

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

El malestar por numerosas obras que se están llevando a cabo en estos momentos en Dénia, y que en algunos casos seguirán en marcha en pleno verano, está propiciando que los comerciantes hagan un frente común por los efectos que están teniendo sobre sus negocios. Es más, ha llevado a impulsar la creación de una organización gremial. El presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Dénia, Antonio Llopis, reconoció que «ha sido necesario que pasara todo lo de las obras para unir al comercio de Dénia».

Llopis señaló que no hay nada que una más que las desgracias y que en este caso los propietarios de tiendas que están notando los efectos que están teniendo en la caja que hacen cada día los trabajos que se están llevando a cabo en distintas calles de municipio. Según comentó, uno de los ahora afectados por esta situación le dijo que hasta que no le tocó a él vivir en primera persona esas repercusiones miraba hacia otro lado.

En su opinión, los comerciantes de Dénia han adolecido de falta de sentimiento de gremio, de pertenencia a un colectivo unido que defienda los intereses comunes del sector. Algo que parece estar cambiando a raíz de las obras. A ello le sumó que las ventas en lo que va de año no han resultado demasiado buenas y «eso no lo cura el verano».

La reunión será el día 19 y se definirán programas para cada barrio y un plan de acción

Con este caldo de cultivo, esta semana se reunió por primera vez la mesa gestora de la Organización Gremial de Comerciantes de Dénia. En este encuentro estuvieron presentes dueños de tiendas de los barrios más significativos de la ciudad y allí se acordó convocar la primera asamblea de esa organización con carácter urgente. En ella se abordarán cuestiones de gran relevancia para el sector, como las repercusiones de las obras en los comercios, las necesidades de cada zona y los pasos a seguir como un colectivo unido que piensa en el desarrollo de «la Dénia comercial del futuro».

El momento de unirse

Según reza en la convocatoria de la asamblea, «es el momento de que el comercio se una y tome conciencia de pertenencia a un gremio ancestral que ha participado desde siempre en la formación de las ciudades y en la consolidación de la prosperidad de los pueblos». Con esta frase se pide que aparquen sus diferencias y que luchen juntos por el bien del colectivo.

La reunión se ha programado para el próximo martes, 19 de junio, a las 20.15 horas, en la sala del restaurante Amazing. El presidente de ACE animó a todos los comerciantes a acudir. Lo que no habrá en la reunión será presencia efectiva del Ayuntamiento.

El objetivo del encuentro, que lleva por lema «Ven, escucha y hazte oír», es fijar una hoja de ruta que recoja las reivindicaciones de cada barrio en función de sus características y necesidades y un plan de acción. Antonio Llopis defendió la necesidad de que cada zona tenga una gestión diferente, acorde a su propia idiosincrasia, pues el tipo de clientes varía mucho de un lugar a otro y es necesario adaptarse a esos criterios para ser más efectivos y maximizar los beneficios de las acciones que emprenda el gremio.

En ese sentido, subrayó que en las tiendas del centro más de la mitad de los que entran a comprar son turistas, mientras que en otros barrios la clientela principal son los vecinos de esa zona o de otras cercanas. Por ese motivo, apuntó, es importante adaptar las estrategias a seguir en cada distrito a sus propias especificidades.

Asimismo, hizo hincapié en la necesidad de trabajar para ser un lugar más atractivo para las compras y que se incremente el gasto privado en la ciudad.

Fotos

Vídeos