Más luz y música para guiar a la gente en Carnestoltes de Pego

El alcalde de Pego, Enrique Moll, junto a la concejal de Cultura, Laura Castellà. / B. Ortolà
El alcalde de Pego, Enrique Moll, junto a la concejal de Cultura, Laura Castellà. / B. Ortolà

El gobierno local busca con esta iniciativa atraer al centro de la localidad a los visitantes que llegan en vehículos y se quedan en las afueras

B. O. PEGO.

En el municipio de Pego no quieren que en Carnestoltes la gente que llega de fuera se pierda el meollo de la fiesta. Para ello, este año han decidido instalar un alumbrado especial para que guíe a los visitantes desde la entrada de la localidad hasta los puntos donde se concentren los espectáculos el próximo 10 de febrero.

Según explicó el alcalde y concejal de Fiestas, Enrique Moll, la iluminación empezará en la zona del Paseo Michel, donde en los últimos años se aglutinan gran cantidad de autobuses con vecinos de la comarca y otros puntos de la Comunitat. Las luces trazarán una especie de trayecto por las diferentes calles del municipio hasta llegar a la Plaça del Mercat, donde se ubicará una de las orquestas que amenizará la velada.

Con esta idea de iluminar el camino hasta el corazón de la fiesta, explicó ayer Moll, el ejecutivo local busca incentivar a los visitantes para que llenen las calles del centro. Según el munícipe, «muchos llegan con el autobús y se quedan cerca de la zona de aparcamiento porque no saben dónde tienen que ir a buscar la fiesta».

Además de las luces, el primer edil reveló que también habrá una megafonía especial que recomendará a la gente desplazarse al centro de la localidad. «Serán mensajes desenfadados y con un toque de humor para que la gente no se lo piense dos veces», apuntó.

El Carnestoltes en Pego es mucho más que la fiesta del sábado 10 de febrero. Las celebraciones se desarrollarán durante tres fines de semana. La primera cita es la tradicional Baixà del Riu Bullent, el 3 de febrero, que como todos los años acoge a centenares de personas para ver desfilar improvisadas embarcaciones hechas «siempre con materiales que no dañen el medio ambiente», comentó el alcalde.

El viernes 9, los más pequeños disfrutarán, un año más, con 'l'Enfarinada' que se celebrará en el la plaza del Ayuntamiento a las 18 horas. El ejecutivo ha querido incluir otra jornada festiva, aunque esta es culinaria, el día de la Crosta, un manjar autóctono «que se merece tener un día de fiesta propio», indicó el edil. Mientras que el culmen de los festejos para los pegolinos llegará con la 'Pinyata' o entierro de la sardina el sábado 17 de febrero.

Fotos

Vídeos