El Mercado Medieval de Dénia deja el centro histórico y regresa a Marqués de Campo

Una estampa del Mercado Medieval celebrado el pasado año, con una de las actividades musicales y uno de los puestos. / Tino Calvo
Una estampa del Mercado Medieval celebrado el pasado año, con una de las actividades musicales y uno de los puestos. / Tino Calvo

La Asociación de Comerciantes propuso aprovechar que esos días se cerraba la calle por el puente de la Constitución para ubicar los puestos

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Después de más de una década inundado el centro histórico de paradas, talleres, música y colorido, el Mercado Medieval de Dénia abandona ese emplazamiento y este año regresa a su anterior ubicación, la calle Marqués de Campo. El Boletín Oficial de la Provincia recogía ayer el comienzo del proceso de licitación del contrato para organizar y gestionar esta iniciativa, que se celebrará del 5 al 10 de diciembre. En el pliego figura la «nueva» localización.

Desde el departamento municipal de Comercio, su responsable, la concejal Eva Ronda, explicó que desde que el consistorio ha decidido licitar esta actividad su intención era colocarla en un lugar donde haya comercios que se puedan beneficiar. Este certamen se instalará en los dos últimos tramos de la principal arteria de la ciudad, que durante esas fechas estaba previsto cerrar al tráfico rodado con motivo del puente de la Constitución. Con esta actividad dinamizadora se pretende, recalcó edil, «darle vida» y que se aprovechen de ello las tiendas que se encuentra en esa calle y las cercanas, ya que en el emplazamiento que tenía en los últimos años «casi no hay comercios». Y en caso de que no vaya bien, «el año que viene se puede cambiar», aseguró.

Ronda reconoció que se había reunido con la Asociación de Comerciantes y Empresarios (ACE) de Dénia y que les comentaron la posibilidad de acoger el Mercado Medieval en Marqués de Campo al coincidir con unas fechas en las que la calle sería peatonal. Una propuesta que fue bien acogida por la Concejalía de Comercio. En un principio, la intención era distribuir los puestos en los tramos iniciales, pero no puede ser ya que el día 9 se celebra en esa parte de la calle la vigésima edición de la Feria del Juguete Antiguo y del Coleccionismo de Papel. Finalmente se optó por el tramo final, con la posibilidad de ampliar la colocación de puestos en zonas adyacentes, como Calderón, ya que está previsto para un mínimo de 80 puestos.

El presidente de ACE, Antonio Llopis, señaló que en el encuentro con Comercio se le planteó la propuesta, ya que «no tenía sentido» dejar Marqués de Campo cerrada al tráfico y no aprovechada esos días. Llopis incidió además en que esta sugerencia es una de las que le han propuesto al departamento y que se suma a otras como la iluminación de la ciudad durante la campaña navideña.

También se insistió en la importancia de que los vendedores y artesanos se colocasen en la parte central de la calzada, en una fila central, en la que los puestos apoyarían su parte trasera con el otro. De esta forma «habría un flujo natural y no supondría un obstáculo para las tiendas» de la calle.

En ese sentido, hizo hincapié en que de esa forma la iniciativa no impedirá el comercio natural de ese vial. También remarcó que este año el mercado «estará comisariado en todo momento».

A quien no ha gustado nada la decisión de trasladar este mercado es a la asociación de comerciantes Centre Històric-carrer Loreto. Su presidente, Dani Costa, lamentó que no se les haya consultado después de llevar más de una década organizándola y trabajando para dar mayor relevancia a esa zona. «Se nos ha quitado una actividad instaurada desde hace años con alevosía y premeditación», criticó.

Asimismo, Costa dejó patente su malestar con el departamento municipal de Comercio porque, según recalcó, llevan esperando desde enero una reunión. Además, se preguntó el motivo de tener que sacar a licitación la organización de este evento, cuando su asociación lo llevaba haciendo desde hace mucho tiempo, mientras que otras ferias que montan otros colectivos no tienen que pasar por ese proceso.

Respecto a las características que aparecen en el pliego de condiciones de la licitación del Mercado Medieval, aparece una pequeña reducción del horario de apertura, ya que el cierre está previsto a las 22 horas o más tarde, según la afluencia, cuando el año pasado era a las 22.30 horas. Además estipula qué tipo de productos se podrán vender en los puestos, que un máximo del 35% se dedicará a alimentación, que un 10% estará reservado a artesanos de Dénia y de la comarca y que deberá incluir talleres y animación.

Fotos

Vídeos