El Marq incluye la Cova del Randero y la Pobla d'Ifac en el programa estival de excavaciones

R. C. CALP.

Con la llegada del verano arranca el programa de excavaciones del Museo Arqueológico Provincial de Alicante (Marq). Un proyecto en el que se destinarán este año 106.000 euros para contribuir al aumento del patrimonio histórico y cultural de la provincia y que incluye algunos enclaves de la Marina Alta.

Una de las actuaciones se desarrollará en la Cova del Randero de Pedreguer. Este año se dará continuidad a los trabajos en la Galería de la Sala Interior, donde en la última campaña se determinó, con más claridad, el uso funerario de la cavidad tras el hallazgo de un cráneo completo. También continuarán con las excavaciones en la Sala de la Entrada, para profundizar en la investigación. Hasta este enclave de Pedreguer se desplazarán un total de veinte voluntarios que iniciarán los trabajos a partir de mediados de agosto.

Otro de los proyectos incluidos en el programa del Marq para este verano es el de la Pobla d'Ifac, en Calp. Hasta allí se desplazarán un total de 36 voluntarios repartidos en los meses de julio y agosto. Trabajarán en la decimocuarta campaña con tareas de consolidación de emergencia y adecuación en el yacimiento, así como la excavación y documentación de las áreas arqueológicas centradas en el sector de la Muralla Oeste. Según explicó el diputado de Cultura, César Augusto Asencio, «el plan cumple con el objetivo de documentar y realizar una amplia investigación científica de los hallazgos que se recuperan en el territorio alicantino, así como de avanzar en el conocimiento de las antiguas civilizaciones que poblaron distintos enclaves de la provincia».

Además de los yacimientos de la comarca, el programa de este año también incluye trabajos en las Laderas del Castillo de Callosa de Segura, el Cabezo del Molino de Rojales, la carta arqueológica subacuática del Baix Segura y Borratxina en Mutxamel.

Fotos

Vídeos