La madre de la fallera mayor lleva habas al Pare Pere para que no llueva en la ofrenda

Las falleras mayores de Dénia y sus cortes con su falla. / Tino Calvo
Las falleras mayores de Dénia y sus cortes con su falla. / Tino Calvo

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

La fallera mayor de Dénia, Melani Ivars, espera que el lunes la lluvia no haga acto de presencia durante la ofrenda de flores. Por ello no ha dudado en recurrir al Pare Pere para pedirle que, al menos ese día, las precipitaciones no desluzcan uno de los actos que espera con más ilusión. Para que atienda esa petición su madre le ha llevado como dádiva unas habas.

Según apuntó ayer Melani Ivars, «cualquier ritual es bueno» para lograr ese objetivo. La fallera mayor comentó que con motivo de su proclamación como fallera mayor subió a la ermita del Pare Pere y le puso unas vela. Sin embargo, en el gran día llovió y el acto, previsto al aire libre, se tuvo que trasladar a otro lugar. Para la crida, que tuvo lugar el pasado 3 de marzo, repitió el mismo proceso. Nuevamente se produjeron chubascos.

Después se enteró de que, en lugar de velas, tenía que ofrendar habas a este venerado fraile franciscano. Y ahora su madre se ha encargado de subir a la ermita un kilo y repartirlas por distintos puntos. Con ello confía en que esta vez por fin no llueva.

No es la primera vez que alguna fallera mayor de la ciudad recurre a acciones similares para alejar los nubarrones y que los chubascos no estropeen algún acto importante. Hubo quien viajó a Valencia para ofrecerle huevos a Santa Clara, patrona del buen tiempo, con el objetivo de que no cayera ni una gota del cielo mientras desfilaba por el centro de Dénia para entregarle su ramo a la Mare de Déu.

Fotos

Vídeos