OTRA LENGUA

ESTHER ASPERILLA

El inglés es, en los tiempos que corren, el lenguaje universal. Lo queramos o no. Queda poca gente por rendirse a la evidencia. Es la lengua de Internet, la de los negocios y finanzas, la de la música y el cine. El inglés simplemente está en todas partes o como ellos mismos afirman 'English is taking over'. Tanto que la mayor parte de los anglosajones ni siquiera se plantean aprender otro idioma. Y según John Whorter, lingüista y profesor de la universidad de Columbia, se equivocan. Él, en una charla TED a la que se puede acceder desde su web nos ofrece diversas razones para estudiar idiomas.

La primera es que existen motivos más que suficientes para pensar que es el propio lenguaje el que canaliza los pensamientos. Que cada lengua supone una manera diferente y particular de ver y entender el mundo y que la manera en que nos expresamos modula nuestras relaciones y nuestra conducta. Obviamente, hablar otro idioma no te cambia la personalidad pero si quieres tener un acercamiento, una visión meramente aproximada de otra cultura, la única posibilidad que tienes de hacerlo es a través del lenguaje.

Otra importante razón que aduce el lingüista es que los estudios demuestran que la demencia es menos habitual en personas que hablan dos idiomas o más. Y no solo eso. Aprender una lengua también mejora nuestras posibilidades de realizar varias tareas a la vez.

Con estos resultados, no es difícil inferir que el bilingüismo es bueno para la salud. Además, profundizar en el estudio de un idioma puede ser divertido siempre que sepas cómo hacerlo y ahora existen más medios que nunca. Todas valen. Desde la típica enseñanza en el aula hasta aplicaciones de móvil o las miles de opciones que encuentras en Internet. Descubrir un nuevo lenguaje a través de sus canciones, de su literatura o comunicándote con nativos se convierte así en un ejercicio apasionante. Por eso es tan importante. Porque, como afirma Whorter, hablar otra lengua no te cambiará la mente pero sin duda la hará volar.

Fotos

Vídeos