Los legionarios vetados en Cataluña procesionan en la Comunitat

Los legionarios de Valencia durante una de las procesiones celebradas estos últimos años en el Ràfol d'Almúnia. / R. B.
Los legionarios de Valencia durante una de las procesiones celebradas estos últimos años en el Ràfol d'Almúnia. / R. B.

Medio centenar de miembros de la Hermandad catalana portarán la imagen del Cristo del Amparo este Viernes Santo en Ràfol d'Almúnia

B. O.RÀFOL D'ALMÚNIA

La comisión de Semana Santa del Ràfol de Almúnia, en la Marina, quieren celebrar de forma especial el 35 aniversario de estas fiestas en el municipio. Para ello han decidido contar para la procesión de Viernes Santo con los Caballeros Legionarios de Barcelona.

Se trata de la hermandad militar que estos días centra los focos por la controversia que ha creado su posible presencia en la procesión que organiza la Cofradía de Santa Maria y Sant Lluís de Palafolls, en Cataluña. Allí el ejecutivo socialista ha pedido que no desfilen para evitar enfrentamientos entre vecinos. Aunque, de momento su presencia es una incógnita.

Lo que si han confirmado desde la hermandad es su asistencia a la procesión del Santo Entierro en el Ràfol d'Almúnia, el momento más álgido de las fiestas religiosas. Cerca de 50 miembros desfilarán uniformados y con sus piquetes. Algunos de ellos llevarán a hombros al Cristo del Amparo por las principales calles de esta pequeña localidad de poco más de 600 habitantes.

Se trata de un ritual que en el Ràfol iniciaron en el año 2004, cuando desfilaron, por primera vez, acompañando a la imagen diez miembros de la Hermandad de Legionarios de Valencia.

Según explica el presidente de la comisión de Semana Santa rafolina, Javier Oliver, «fue una decisión que tomamos para impulsar esta tradicional fiesta, que había venido a menos». La presencia de los legionarios agradó entre los vecinos y visitantes, que llenaron las calles del pueblo los siguientes años.

Pero en 2016, la procesión del Viernes Santo no contó con su presencia. Y el año pasado uno de los Legionarios de Valencia se incorporó a la Hermandad de Barcelona y retomó el contacto con la comisión del Ràfol. «Nos propusieron venir y no lo dudamos, la comisión se ha hecho cargo del viaje y de la cena posterior a la procesión. Sabemos que es un atractivo para que venga mucha gente a ver nuestra Semana Santa», indicó Oliver.

De hecho, apuntó que han recibido llamadas para confirmar el horario de los actos desde varios municipios de la comarca y de la provincia, «incluso vendrá un grupo de gente desde Sant Vicent del Raspeig», indicó.

También cuentan, indican desde la comisión, con el beneplácito del Ayuntamiento, gobernado por Compromís. Recuerdan que el ejecutivo les da una subvención «como al resto de asociaciones del municipio y no nos dice cómo debemos hacer uso de ella», comentaron.

Los Legionarios barceloneses no serán los únicos que procesionen mañana, también lo hará la última Legio Hispaniae Romana de Pego, otro clásico de estas fechas en el Ràfol. Desde las 8.30 horas, llevarán a cabo continuos cambios de guardia al Cristo Yacente, situado en la Iglesia de San Francisco de Paula. Se trata de un espectáculo único, pues tan solo se sigue realizando en esta pequeña población.

Pregonero en Pego

Otro de los municipios en los que la Semana Santa se vive con fervor es en Pego. Hasta ocho cofradías desfilarán estos días por las principales calles de la localidad. Aunque en los últimos años, la participación ha descendido notablemente. Es por ello que desde la Junta Central han decidido introducir algunos cambios para intentar revivir una de las fiestas religiosas más importantes de la Marina Alta.

Una de las novedades ha sido la figura del pregonero. Por primera vez no ha sido la música de cornetas y tambores los que han anunciado el inicio de los festejos. El encargado fue Juan Miguel Lloret Miñana, Presidente de la Junta de Hermandades de Semana Santa de la Diócesis de Valencia, quién dio su pregón en el balcón del Ayuntamiento, ante la atenta mirada de decenas de cofrades.

Pero sin duda, para los pegolinos, los dos momentos más álgidos de su Semana Santa serán los dos encuentros que tendrán lugar el fin de semana. El primero de ellos en Viernes Santo, cuando las imágenes de la Virgen de los Dolores y el Jesús del Nazareno se encuentren en el Calvario. Una escena muy apreciada por los pegolinos.

La segunda cita más importante será la del encuentro del Domingo de Pascua de la Resurrección, en la que tienen lugar dos procesiones. Una de ellas, con la imagen del Cristo Resucitado, saldrá de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Mientras que la segunda partirá de la Parroquia de la Sagrada Familia cuyos cofrades acompañarán a la Virgen de Pascua.

Ambas imágenes se encontrarán en el Pla de la Font, donde todas las bandas tocarán al unísono el 'Himno de la Alegría'.

Fotos

Vídeos