Jueces, fiscales y procuradores piden también en Dénia mejoras en Justicia

El juez decano con representantes de magistrados, fiscales y procuradores, ayer en Dénia. / Tino Calvo
El juez decano con representantes de magistrados, fiscales y procuradores, ayer en Dénia. / Tino Calvo

Se suman a la movilización nacional y destacan que, si no se producen avances en la negociación, habrá huelga el 22 de mayo

R. G. DÉNIA.

Jueces, magistrados, fiscales y procuradores de la comarca se sumaron ayer en Dénia a las movilizaciones que se están llevando a cabo por toda España para reclamar mejoras en Justicia. Representantes de los diferentes colectivos se dieron cita a la una de la tarde ante el Palau de Justícia para dejar patentes sus reivindicaciones.

Javier Reyes, juez decano de Dénia, fue el encargado de leer el manifiesto. En él se exigió a las Cortes Generales, al Gobierno y al Consejo General del Poder Judicial que tomen medidas urgentes para reforzar la independencia judicial, modernizar la administración y mejorar las condiciones profesionales.

En ese sentido, las demandas se centraron la creación de órganos judiciales suficientes para atender el incremento de litigiosidad, la implantación de cargas máximas de trabajo, que se convoque la mesa de retribuciones para recuperar el nivel salarial perdido en 2010 y adecuar los sueldos a sus responsabilidades, así como recuperar el regímenes de vacaciones y permisos vigente hasta 2012.

Otras de las reclamaciones fueron la objetivación del sistema de nombramiento de altos cargos judiciales y un plan de inversiones suficiente y prolongado con el que poder modernizar los edificios e incrementar la plantilla a la media europea, para lo que se debería convocar «300 plazas en cada uno de los próximos cuatro años».

En cuanto a las peticiones relativas al Ministerio Fiscal, solicitaron el refuerzo de su independencia, la derogación del sistema de plazos mínimos de instrucción mientras no cuenten con los medios necesarios y que se paralice la implantación de la justicia digital hasta que haya un correcto funcionamiento de programas y equipos.

Al finalizar el acto a las puertas del Palau de Justícia de Dénia, los representantes de estos colectivos insistieron en que la culminación de la movilización, en caso de que no se produzcan avances en las negociaciones, será la «huelga como medida de presión». Este paro tendría lugar el próximo 22 de mayo. Además, recalcaron que estas peticiones las secundan la totalidad de la carrera judicial y también la carrera fiscal.

Asimismo, hicieron hincapié en que no piden reivindicaciones salariales porque haya habido una equiparación a nivel policial. «Estamos hablando de cuestiones de hace diez años o más y que se tienen que implementar ya», subrayaron.

Fotos

Vídeos