Dos individuos atracan una joyería del centro de Dénia y se llevan 12.000 euros en joyas

LP

Los ladrones también se apropiaron de 400 euros que habían ahorrado las empleadas

ALBA COBOS

Apenas una semana después del asalto a mano armada que tuvo lugar en un establecimiento de comida rápida de Dénia, la ciudad ha sido testigo de otro atraco de estas características. En esta ocasión, los hechos tuvieron lugar durante la tarde-noche del jueves en una joyería localizada en pleno centro de la ciudad. Los dos asaltantes se llevaron piezas de un valor aproximado de 12.000 euros y 400 euros en efectivo.

Los sucesos ocurrieron pasadas las 20.20 horas, cuando las dos dependientas preparaban el cierre de la joyería. Tras haber hecho caja y guardado el dinero, un individuo entró en el local. Según contó la encargada, era “un joven delgado y muy alto”. A pesar de llevar una gorra que le tapaba parte de la cara, la dependienta logró ver su rostro. El sujeto evitó en todo momento el contacto visual y se dedicó a observar las distintas piezas expuestas en la joyería. Al ver que una clienta entraba en el establecimiento, el joven salió.

Apenas 30 segundos después de que la compradora abandonara el local, otro joven con gafas de sol oscuras entró en la joyería. El individuo se llevó las manos al cinto del pantalón, lo que hizo sospechar a la trabajadora, que apretó en ese momento el botón antiatraco de seguridad. Ambas empleadas se agacharon y ocultaron tras el mostrador. En ese momento, el sujeto sacó una pistola con la que apuntó a las dependientas y les pidió dinero en un inglés “muy malo”, según contó la encargada. Puesto que la caja ya estaba hecha, la trabajadora les dio todo el dinero que tenían en un bote: 400 euros en efectivo que habían sido recogidos a lo largo del año para hacer una comida al final del verano. Fue entonces, cuando escucharon un fuerte ruido.

Según muestran las cámaras de seguridad, el primer individuo se acercó corriendo desde la acera de enfrente y comenzó a romper los cristales de la joyería con una maza y a llevarse las piezas de más valor. Se calcula que el valor de las joyas robadas podría ascender hasta los 12.000 euros.

Los individuos salieron del local corriendo ante la sorpresa de los transeúntes. En su huida, se quitaron las varias capas de ropa que llevaban puestas con el fin de no ser identificados, según relataron dueños de otros establecimientos de la zona.

La policía llegó apenas unos minutos después del atraco. La encargada de la Joyería se mostró muy agradecida por la actuación de las fuerzas de seguridad. De hecho, la dependienta remarcó que el cuerpo policial “no tardó nada e hizo todo lo que pudo”. Además, incidió en que tanto ella como su ayudante se sintieron “arropadas por toda la seguridad”.

Fotos

Vídeos