Homenaje a los héroes de la riada del Girona

Mayores y pequeños disfrutaron de las actividades organizadas. / tino calvo
Mayores y pequeños disfrutaron de las actividades organizadas. / tino calvo

El Consistorio de El Verger condecora a los equipos de salvamento que participaron en los rescates Se cumplen diez años de la fatídica inundación en la Marina

BERNAT ORTOLÀ EL VERGER.

Los vecinos de El Verger vivieron ayer una jornada emotiva con la celebración de los actos del décimo aniversario de uno de los sucesos más trágicos que ha vivido la Marina Alta en las últimas décadas, la riada del Girona. Una catástrofe que arrasó centenares de viviendas, mobiliario urbano, coches y que acabó con la vida de una vecina de la localidad.

La programación se dividió en dos partes. Por la mañana, la organización quiso centrar el evento en cuestiones técnicas con la conferencia del profesor de la Universitat de València, José Sergio Palencia, o con la mesa redonda en la que participaron diferentes expertos en este tipo de situaciones extremas.

Aunque, sin duda, los protagonistas de la mañana fueron los miembros de los diferentes cuerpos de salvamento que participaron en los rescates de personas aquel fatídico día. El consistorio quiso homenajearles «por su dedicación y esfuerzo en unos momentos tan críticos para todos los vecinos de la localidad».

Los primeros en recibir la insignia del ayuntamiento fueron los representantes del la UME, los tenientes Fernando García y Javier Moreno Miguel. Este último reveló que la brigada todavía guarda una de las cartas de una vecina de El Verger, que les escribió meses después de la riada para agradecerles su trabajo aquel día.

Por su parte, los miembros de la Cruz Roja de El Verger reconocieron que la catástrofe de aquel día «nos desbordó y marcó un antes y un después en los salvamentos de estas características». En la actualidad, revelaron, la Cruz Roja, la UME y Protección Civil entrenan juntas para estar preparadas para este tipo de sucesos.

A los miembros del Parque de Bomberos de Dénia les sorprendió que, 10 años después de los hechos, «la gente lo tenga todavía tan presente, ya que en estos casos todos quieren olvidarlo». También alertaron de que la Marina Alta «es una zona con elevado índice de riesgo en este tipo de catástrofes». Por ello alentaron a la gente a «conocer su entorno, tanto el lugar donde viven como con la gente con quién conviven, para que si sucede algo similar, puedan servir de ayuda informando a los servicios de rescate».

La reivindicación llegó de la mano del oficial jefe de la Policía Local de El Verger, Miguel Garcia Olivares, quién pidió a las «autoridades que les pertoque» que el plan de prevención de inundaciones «no sea tan sólo un papel, hay que trabajarlo y tenerlo actualizado».

El consistorio también homenajeó a las miembros de Protección Civil y a la Guardia Civil. Ambos cuerpos coincidieron en calificar la actuación de los vecinos como «inmejorable». Uno de los momentos más emotivos de la mañana fue la intervención de Ximo Más, Cabo de la UME y vecino del municipio. Según explicó, dos días antes de la riada se inscribió en el cuerpo militar «para poder ayudar a la gente, lo que no sabía era que a los primeros que ayudaría serían mis vecinos».

El último en ser reconocido por el Ayuntamiento fue el ex alcalde Michel González, quién recordó a la vecina fallecida a consecuencia de la riada. También tuvo palabras de agradecimiento para «todas las empresas del pueblo que ayudaron en todo lo que pudieron sin esperar recibir nada a cambio».

Tras un parón a mediodía, la jornada siguió por la tarde. En este segundo tramo, los protagonistas fueron algunos de los vecinos de la localidad que contaron sus experiencias de aquella jornada. También participaron el arquitecto local y especialista de sostenibilidad, Pepe Puchol quién presentó su tesis universitaria «Adaptación Sostenible Contra Inundaciones: Casas cercanas al río Girona».

Fotos

Vídeos