Guardia Civil y Policía Local de Ondara investigan un fuego que calcinó dos coches en Pamis

Los dos coches que han quedado calcinados en Pamis. / Tino Calvo
Los dos coches que han quedado calcinados en Pamis. / Tino Calvo

Fuentes de los cuerpos de seguridad descartan que el incidente esté relacionado con los okupas de la finca, como creían los vecinos

R. GONZÁLEZ/REDACCIÓN ONDARA.

La Guardia Civil y la Policía Local de Ondara investigan el incendio que el lunes por la tarde calcinó dos coches, y afectó a un tercero, que estaban aparcados en la calle Hortetes de la pedanía ondarense de Pamis. Fuentes de los cuerpos de seguridad apuntan que el fuego fue intencionado.

Aunque están barajando diferentes hipótesis sobre lo ocurrido, descartan de momento que el incidente esté relacionado con los okupas que hay en la finca frente a la que ardieron los vehículos, como creían los vecinos. También el alcalde, José Ramiro, comentó que según la información de la que disponía, el incendio no estaba relacionado con ellos.

El fuego comenzó alrededor de las 19.30 horas, justo a las puertas del número tres de la calle Hortetes, cuyos vecinos han denunciado en reiteradas ocasiones las molestias que originan los okupas que se han «apoderado» de varios pisos vacíos que existen en este edificio.

Hasta el lugar se desplazó un vehículo de primera salida del parque comarcal de bomberos. Media hora después, las llamas fueron controladas y apagadas por los efectivos antiincendios, pero posteriormente se reprodujeron. Al lugar acudieron también efectivos de la Policía Local y una ambulancia.

Los vecinos de la pequeña pedanía de Pamis aseguraron estar asustados ante el incidente sucedido frente al edificio de 18 viviendas. Cinco de esos pisos pertenecen a propietarios particulares y el resto a una entidad bancaria, aunque cinco de ellos los han ocupado ilegalmente un grupo de personas. Los dueños lamentaron que «nadie haga nada», en especial el banco.

El alcalde de Ondara reconoció que la situación derivada de la presencia de los okupas es complicada, especialmente porque tienen menores a su cargo. José Ramiro recordó que para poder actuar primero es necesario que el propietario, en este caso la entidad bancaria, denuncie la situación. Algo que finalmente ya ha ocurrido. Según el primer edil, ahora está el juzgado el que dictamine cómo se debe proceder respecto a las personas que viven ilegalmente en la finca.

Fotos

Vídeos