El Gobierno elabora un plan contra inundaciones diez años después de la riada del río Girona

Vecinos de El Verger tuvieron que desechar la mayor parte de su mobiliario tras la riada del Girona que afectó a varios municipios de la Marina Alta. / Jose Iglesias
Vecinos de El Verger tuvieron que desechar la mayor parte de su mobiliario tras la riada del Girona que afectó a varios municipios de la Marina Alta. / Jose Iglesias

El Ministerio de Medio Ambiente está realizando una guía con las obras estructurales que deberá ejecutar la Confederación Hidrográfica del Júcar

B. ORTOLÀ EL VERGER.

El próximo día 12 de octubre se cumplirá una década de la riada del Girona, una de las mayores catástrofes que recuerda la Marina Alta y que diez años después no cuenta todavía con un plan de gestión de inundaciones. Un proyecto que, según indican desde la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), el Ministerio de Medio Ambiente inició en enero de 2016 y todavía no cuenta con una fecha para su ejecución.

Según apuntan desde la CHJ, el plan que está en proceso de elaboración y prevé medidas de ordenación del territorio, así como una serie de construcciones en la comarca y el conjunto de España. Con esta propuesta se desarrollarán una serie de obras estructurales que, según afirman, «se están recopilando en una guía».

Para poder completar este dossier, el Ministerio debe finalizar un análisis de costes y de prioridades que, según señalan desde la CHJ, se está llevando a cabo. Una vez finalizado el documento se remitirá al a Confederación para que inicie las actuaciones señaladas: «primero se deberán acometer las que sean más necesarias».

Desde el estamento autonómico inciden en que, de momento, no conocen los detalles de la guía que se está elaborando, ni tampoco la fecha exacta en la que dispondrán de ella, «es cuestión de esperar», comentan.

Respecto a las críticas de los vecinos de la comarca sobre la presencia de vegetación en el cauce del Girona, remarcan que periódicamente se están acometiendo tareas de limpieza en los diferentes ríos de la Comunitat: «hace poco en la zona de Xàbia», insisten.

A pesar de las matizaciones de la CHJ a este respecto, desde la Plataforma Ciutadana del Riu Girona, recuerdan que todavía existen puntos en el cauce del río que están repletos de vegetación: «mucha de ella alóctonas como las cañas, que son las que más tapones pueden producir en una riada».

Plan director

Desde la plataforma también recuerdan que siguen sin tener noticias del Plan director de defensa contra avenidas para la Marina Alta que el Ministerio inició en el 2009.

Pocos años más tarde, en el 2013, los miembros de la asociación mantuvieron una reunión con representantes de la Confederación. Estos acordaron que les comunicarían cualquier tipo de novedad sobre las actuaciones, pero «no nos han vuelto a notificar nada, por lo que cuatro años después seguimos sin saber si el plan está aprobado o no».

Lo último que saben del proyecto, indican, es que se presentó a exposición pública para que se realizasen las alegaciones necesarias, pero «no sabemos si llegó a aprobarse, por lo que estamos igual que al principio, tenemos muchas dudas y nos sentimos muy inseguros porque puede volver a ocurrir otra catástrofe».

A este respecto, desde el consistorio de Beniarbeig, uno de los municipios más afectados por la riada de 2007, apuntaron que tampoco han recibido notificación sobre la aprobación de dicho plan director.

A pesar de ello, desde el ejecutivo entienden que «está operativo, porque es necesario para el Plan de Acción Territorial de la Comunitat Valenciana (Patricova) y poder, entre otras cosas, determinar la superficie que se considera suelo inundable».

Además comentan que «es necesaria su aplicación a la hora de realizar un planeamiento o planes generales, y entendemos que ya se está teniendo en cuenta».

Fotos

Vídeos