GD-CU augura que el Consell frenará el PGE de Dénia ante las indemnizaciones

Miguel Llobell, Pepa Font y Manolo Catalán en el desayuno navideño de ayer. / R. G.
Miguel Llobell, Pepa Font y Manolo Catalán en el desayuno navideño de ayer. / R. G.

La coalición asegura que el Plan Estructural no responde a lo que necesita la ciudad y espera que Valencia le pare los pies al Consistorio

R. GONZÁLEZ/R. D. DÉNIA.

Gent de Dénia-Centre Unificat (GD-CU) auguró ayer un negro futuro al Plan General Estructural (PGE) que está en exposición pública hasta la próxima semana. La líder de la formación, Pepa Font, recalcó que no se aprobará. Es más se mostró segura de que será la propia conselleria la que frene el documento para para el «diluvio» de indemnizaciones que puede acarrear por las responsabilidades subsidiarias que conllevaría.

Font apuntó que confían en que el gobierno autonómico desde Valencia le pare los pies al Consistorio de Dénia porque en caso de dar luz verde al PGE sería corresponsable de las responsabilidades patrimoniales derivadas del futuro planeamiento. «Es una herencia que conselleria espero no le permita al ayuntamiento», declaró.

La líder de la coalición y el también edil de GD-CU Miguel Llobell hicieron hincapié en que el documento que se ha elaborado «no responde a las necesidades de Dénia» y es «inviable». Llobell añadió que al PGE le falta solventar los problemas de infraestructuras, coo las entradas a la ciudad o nuevas visiones económicas como hoteles.

Estas declaraciones de los representantes de la coalición tuvieron lugar durante el balance navideño de la gestión del equipo de gobierno. Otro de los aspectos negativos de esa labor se centró en el déficit del ejecutivo en materia de bienestar social. Miguel Llobell lamentó que todavía no se haya puesto en marcha el centro de día de La Xara y que el área sociosanitaria de La Pedrera haya quedado de nuevo en el olvido.

Asimismo, recriminó que a pocos días para cerrar el año todavía no hayan visto un borrador de los presupuestos para 2018. A lo que Font apostilló que los departamentos parecen «reinos de taifa» en cada uno pide para sí y «no parece que haya coordinación».

Entre los reproches no faltaron las menciones a que no ha mejorado la limpieza de la ciudad y que algunas zonas verdes parecen bosques.

En el aspecto positivo, Font destacó el buen trabajo desarrollado por la oficina de la Ciudad Creativa de la Gastronomía, que ella dirige, la fundación y el festival D*na.

Más

Fotos

Vídeos