Se va dos días de fiesta con unos amigos y le dice a su marido e hijos que la han secuestrado en Calp

Se va dos días de fiesta con unos amigos y le dice a su marido e hijos que la han secuestrado en Calp

La Guardia Civil ha detenido a la mujer por la denuncia falsa

LAS PROVINCIAS

Aseguró haber sido retenida por tres hombres, que la obligaron a introducirse en un todoterreno blanco y que la llevaron hasta una vivienda abandonada donde la retuvieron durante un día.

La Guardia Civil ha detenido en Calp a una mujer española de 23 años como presunta autora de un delito de simulación de delito. Denunció haber sido secuestrada y retenida en una casa abandonada durante todo un día.

Un hombre había dado parte ante la Guardia Civil de El Verger de que su mujer había desaparecido. El día anterior ella salió de su casa por la mañana para ir a trabajar a Villajoyosa y no regresó. Intentó llamarla por teléfono, pero no daba señal. Tampoco pudo ponerse en contacto con el lugar de trabajo, porque hacía poco que había empezado y no sabía exactamente dónde era.

Los agentes inició su búsqueda de inmediato. Interrogaron a vecinos, a personal del colegio de sus hijos, e incluso se pusieron en contacto con familiares de Valencia, pero nadie sabía nada. Justo a la mañana siguiente de la denuncia de su marido, dos días después de la desaparición, la mujer acudió al cuartel de la Guardia Civil de Benissa para decir que la habían secuestrado. Declaró que el mismo día de su desaparición, cuando terminó su jornada laboral, mientras esperaba en la parada de autobús se le acercó un vehículo todoterreno blanco, con tres hombres en su interior, y la obligaron a meterse dentro. Después la trasladaron hasta una casa de piedra en un descampado, le quitaron el bolso, y le obligaron a beberse un vaso de agua que contenía alguna droga que la hizo adormecer. Al día siguiente se despertó y esos hombres la volvieron a montar en el coche, abandonándola en una carretera de Villajoyosa. Ella deambuló como pudo hasta llegar a la parada de autobús, y regresó a su casa.

También comentó a los agentes que todavía estaba un poco mareada, y con dolor de cabeza, a causa de lo que le habían obligado a beber. No recordaba nada de lo que había sucedido en el transcurso de las horas que estuvo en la casa de piedra. Lo primero que hizo la Guardia Civil, fue trasladarla al hospital para que los facultativos le realizaran una exploración, y le tomaran muestras para comprobar si había existido alguna agresión sexual, o si había sido drogada.

Las pruebas realizadas no mostraron, en un principio, indicios de que hubiera sufrido agresión alguna, y tampoco se hallaron sustancias que indicaron que había sido drogada, sin embargo, la Guardia Civil continuó con las indagaciones, reconociendo la zona donde dijo que había sido secuestrada, tomando declaración a nuevos testigos, para poder esclarecer lo sucedido. La investigación de la Guardia Civil reveló que, al parecer, esta mujer se había marchado con unos amigos, voluntariamente, y la salida se alargó durante dos días, por lo que ideó la historia del secuestro para que su marido no supiera lo que en realidad había pasado.

La simulación de delito es un delito incluido en el artículo 456 del Código Penal, por este motivo la Guardia Civil de Calp ha procedido a la detención de esta mujer como presunta autora de un delito de simulación de delito, al fingir su propio secuestro y una detención ilegal. La autoridad judicial decretó su puesta en libertad, con la obligación de comparecer en el juzgado, pudiendo ser sancionada hasta con pena de prisión de seis meses a dos años. En este caso, estuvieron trabajando durante nueve días cerca de una decena de agentes, preguntaron a testigos por las áreas de El Verger, Benissa, Calp, Villajoyosa y Valencia, realizaron inspecciones oculares y numerosos desplazamientos por los lugares donde habían ocurrido los hechos para esclarecer un delito tan grave como lo es el secuestro de una persona, que finalmente resultó ser fruto de una invención.

Fotos

Vídeos