Expertos critican que la comarca no respalda los productos autóctonos

Los participantes de la mesa redonda celebrada en el Poble Nou de Benitatxell. / B. Ortolà
Los participantes de la mesa redonda celebrada en el Poble Nou de Benitatxell. / B. Ortolà

Productores, agricultores y chefs apuestan por que exista un único distribuidor «potente» para conseguir afianzar el mercado local

B. ORTOLÀ BENITATXELL.

¿Por qué los productos de la Marina Alta no llegan al consumidor? Esa fue la pregunta que centró la mesa redonda 'Cuina'M Moscatell' celebrada ayer en Poble Nou de Benitatxell. Un encuentro que reunió a representantes del mundo de la cocina, de asociaciones locales, a agricultores y productores de la uva moscatell para reflexionar sobre la comercialización del producto que nace en el municipio poblero. Tanto los productores, como los agricultores y los chefs coincidieron en afirmar que el problema de la uva que cultivan en Poble Nou de Benitatxell así como otros productos que se producen en la Marina Alta no cuentan con el apoyo suficiente de la comarca.

Según explicó el técnico del Proyecto BioMoscatell, Jose Manuel Bisetto, cuando empezaron con esta iniciativa «no nos sentimos respaldados por la comarca, era difícil que nos abrieran puertas». El técnico se refería a la salida final del producto, «cuando vas a venderlo lo rechazan porque creen que es demasiado caro, pero no se paran a pensar que detrás hay mucho trabajo de los agricultores y los productores con una materia prima única en el mercado».

Otra de las opiniones compartidas centraba el inconveniente en «la falta de autoestima por el producto local, preferimos adquirir antes un vino de fuera que comprar uno producido en la comarca, el problema de nuestros productos somos nosotros mismos». Como la uva moscatell y sus variantes, existen otros productos en la Marina Alta que tienen el mismo problema. «No tienen una entidad de negocio per se», coincidieron en el encuentro. Por ello creen que habría que cambiar el enfoque de mercado y apostar por la asociación de los pequeños productores para ofrecer sus artículos de forma conjunta.

Según José Ángel Estalrich, copropietario del Restaurante Sur en la Granadella, el problema reside en la ausencia de una figura que haga de enlace entre productor y consumidor, pues «no hay nadie que pueda hacer llegar el producto al restaurador o a los compradores, hay que apostar por una cadena de distribución específica y potente que cuente y ofrezca todos los productos de la comarca».

Pero para conseguir esta meta, aseguraron tanto los restauradores presentes como los productores y agricultores, es necesaria la ayuda de los gobiernos de la comarca. Según el cocinero Miquel Ruiz, «los ayuntamientos deben implicarse más, conseguir unificar un proyecto de trabajo que aúne a todos los profesionales involucrados».

Otra de las vertientes que se abordó en el debate fue el descenso de personas que trabajan en el sector agrícola que, a su vez, comporta una disminución de la producción. Desde el sector apuntaron la necesidad de «fomentar el trabajo del campo, con ayudas para los jóvenes, si no es así, al final no habrá proyecto que valga, porque no tendremos nada que vender».

Antes de la mesa redonda, los participantes pudieron comprobar que el proyecto de BioMoscatell sigue ampliando su abanico de posibilidades en el mundo gastronómico. Los últimos en adherirse han sido dos comercios locales, un horno de pan y una carnicería. En el primero han conseguido elaborar una 'Coca Maria' sustituyendo la leche que se utiliza para su confección por el zumo de moscatell. También se ha añadido este ingrediente para la elaboración de unas sobrasadas. Dos propuestas que, según indican sus creadores, «creemos que tendrán salida a la hora de venderlas».

Buenos resultados

La Marina Alta sigue siendo un referente en el cultivo de vid de la provincia de Alicante. De los cerca de 26.400.000 kilos recogidos en bodegas durante la campaña de 2017, cerca del 10% se recolectó en la comarca. Una cifra similar al del año 2016 ya que tan solo se ha registrado un descenso del 1%.

Fotos

Vídeos