Expertas defienden la autoexploración como factor clave para prevenir el cáncer de mama

Begoña Patiño y Raquel Ordúñez, junto al mamógrafo ubicado en el Centro de Salud Pública de Dénia y al lema de su proyecto. / R. González
Begoña Patiño y Raquel Ordúñez, junto al mamógrafo ubicado en el Centro de Salud Pública de Dénia y al lema de su proyecto. / R. González

La cirujana Begoña Patiño y la técnica en radiodiagnóstico Raquel Ordúñez, de Dénia, ayudan a las mujeres a que pierdan el miedo que rodea a esta enfermedad

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

La incidencia del cáncer de mama en la Marina Alta duplica la media nacional y el Departamento de Salud de Dénia detecta cada año 150 nuevos casos. Expertas en esta materia defienden la autoexploración como factor clave para prevenir esta enfermedad y detectar sus primero síntomas lo antes posible, especialmente en esta comarca, donde los datos son claros.

Begoña Patiño, cirujana especialista en patología mamaria que trabaja en el Hospital de Dénia, y Raquel Ordúñez, técnico especialista en radiodiagnóstico en la unidad de prevención de cáncer de mama en el Centro de Salud Pública de la capital comarcal, han puesto en marcha una iniciativa para ayudar a las mujeres a perder el miedo que rodea a esta enfermedad y enseñarles cómo se deben hacer los exámenes periódicos. Este proyecto se llama 'Sonríe... eres maravillosa' y fue galardonado en la pasada edición de los Premios 100x100.

Las dos expertas inciden en la necesidad de cambiar la mentalidad y que la mujer sea consciente de que hablar de sus pechos no es algo tabú y que nadie mejor que ellas pueden detectar cualquier cambio que resulte sospechoso. Según recalca Patiño, la mitad de los casos se pueden prevenir y, además, cuando se detecta alguno la tasa de curación es muy elevada.

Fomentar la prevención, autoexplorarse periódicamente y hacerse una mamografía a partir de cierta edad resulta vital, apunta Ordúñez. Hay muchas mujeres que evitan o eluden ese último punto. Desde el Centro de Salud Pública se conciertan numerosas citas todos los días para la vecinas de la comarca. Sin embargo, buena parte de ellas no acude a esa revisión ni a la siguiente que le conciertan después.

Respecto al proyecto conjunto que han puesto en marcha hace pocos meses, destacan que a la mujer le falta información y que su intención es ayudar a que la obtengan de una forma clara, hablándoles de tú a tú y haciendo que se sientan cómodas para romper esa barrera de «miedo atroz» que con demasiada frecuencia detectan en el ejercicio de su profesión. Consideran que hay que abordar la cuestión desde un aspecto positivo y así se conseguirá acabar con ese terror.

La iniciativa ya ha comenzado con varias charlas por la comarca en las que no se limitan solo a hablar del cáncer de mama. Se centran en facilitar información, resolver dudas y sobre todo enseñar a autoexplorarse y saber cómo detectar posibles anomalías. Para ello utilizan unos modelos de senos que ha confeccionado Raquel Ordúñez. Unos son normales y otros presentan pequeñas masas o nódulos de distintos tamaños y texturas que les permiten explicar qué es lo que pueden encontrarse en su interior.

Entre las pautas que les dan están cómo hacer la autoexploración, que deben realizarla una vez al mes y que existen factores que incrementan el riesgo de padecer esta enfermedad, como el tabaco, el estrés, la alimentación o el sedentarismo.

La intención de Patiño y Ordúñez es mejorar el material que utilizar en sus charlas. Por ello, con el dinero de Premio 100x100, van a adquirir modelos de mamas profesionales. También están pensando en elaborar una especie de libritos que resuman todos los consejos y que incluyan frases de autoayuda.

Fotos

Vídeos