El empresariado de la comarca exige al Consell que asuma las riendas del urbanismo de Dénia

Vista panorámica de la ciudad y del tramo sur del litoral dianense visto desde el castillo. / Tino Calvo

Remiten cartas a Ximo Puig, a la conselleria, al Síndic de Greuges y al ayuntamiento en las que piden medidas urgentes para acabar con la «caótica situación»

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

El Cercle Empresarial de la Marina Alta (Cedma), la Asociación de Promotores Turísticos de Dénia y empresarios de la capital comarcal exigen a la Generalitat Valenciana que asuma las competencia en materia de urbanismo de Dénia. A última hora de la tarde de ayer hicieron públicas una serie de cartas que con fecha 29 de septiembre dirigieron al presidente del Consell, a la Conselleria de Vertebración del Territorio, al Síndic de Greuges y al Ayuntamiento dianense para expresar su malestar y reclamar que se solucione los antes posible.

En unas extensas misivas, el empresariado repasa los antecedentes urbanísticos que han lleva a la ciudad a carecer de planeamiento, tras sucesivas anulaciones de los planes vigentes que comenzó en 2012 y que culminó este verano, después de que el Tribunal Supremo anulara el Régimen Urbanístico Transitorio y la conselleria, a petición del consistorio, suspendiese el Plan General de 1972 que había entrado en vigor.

En el caso de la carta al presidente, Ximo Puig, le solicita que se tomen «las medidas pertinentes, y con carácter de urgencia» con la pretensión de que así se ponga fin a «la caótica situación del urbanismo en el municipio de Dénia». Además, incide en que se ha llegado a ese extremo «con la anuencia y la actividad pasiva de la conselleria» y con «cierta dejación de sus atribuciones». Por ello, reivindica que se acabe con la «paralización de la actividad urbanística y, en consecuencia, de la economía» de la localidad.

«Parar el perjuicio»

Por su parte, a la conselleria le insisten en que tome medidas con celeridad para «terminar con la dramática situación urbanística en el municipio de Dénia y con el fin de parar el perjuicio irreparable que esta situación está ocasionando al empresariado y a la ciudadanía». Ante eso, Cedma y el resto de empresarios quieren «su intervención directa, si es preciso, con medidas excepcionales» para que Dénia disponga de un «planeamiento urbanístico normalizado».

En el caso del Síndic de Greuges, se dirigen a él para hacerle llegar su queja contra la conselleria, «por su pasividad, incluso, en ocasiones, adoptando resoluciones contrarias a derecho y que los Tribunales de Justicia han corregido, con cierta 'irresponsabilidad política' de los distintos partidos políticos que han gobernado». A consecuencia de ello instan al Síndic a que «propicie el fin de los 'desmanes políticos', únicos culpables, nunca los particulares, preservando los principios constitucionales de los ciudadanos en sus inalienables derechos en la lícita práctica de la actividad económica».

En cuanto a la carta al Consistorio de Dénia, además de relatar la responsabilidad de la conselleria en esta situación a la que se ha llegado, también subrayan que «cierta irresponsabilidad de nuestros gobernantes municipales está llevando al Ayuntamiento a una presunta quiebra, con indemnizaciones millonarias pendientes de pago, fruto de su incompetencia en la toma de decisiones contrarias a derecho, con las consecuencias jurídicas pertinentes».

Tras ello, le remarcan que reclaman la «intervención directa de la conselleria».

Desde que se enviaron las cartas, algo que sucedió la pasada semana, se ha producido una novedad en materia urbanística. La edil de Territorio anunció que este mismo mes se aprobará la exposición al público del nuevo Plan General Estructural. Sin embargo, desde la patronal aseguran que eso no cambia nada la argumentación de sus escritos ya que la ciudad continuará sin planeamiento vigente hasta que la conselleria le dé el visto bueno, y eso no será antes de que acabe el año.

Fotos

Vídeos