Emotivo cierre del Mig Any en Dénia

Emotivo cierre   del Mig Any  en Dénia

El recuerdo al festero de la filà Deniers fallecido el fin de semana anterior, Tomás Chiner, marca la cena y la entraeta final

DÉNIA.

La recta final de los actos del Mig Any de Moros i Cristians de Dénia fue muy emotiva. Las muestras de luto en los actos del viernes y el sábado por el fallecimiento de uno de los festeros de la filà Deniers, Tomás Chiner Babaloni, una semana antes quedaron patentes y se vivieron momentos intensos.

En la cena de gala, el estandarte de Deniers con un crespón negro en una mesa vacía por la ausencia de los compañeros de Chiner presidió la velada. Los cargos de este año lucieron lazos negros y, además, los asistentes ofrecieron una cálida ovación en su recuerdo.

Luego comenzaron las celebraciones. Tras una agradable cena llegó el momento de la fiesta. La música, los desfiles al ritmo de las marchas y la alegría inundaron los salones El Poblet.

El sábado, jornada final de este Mig Any, empezó una concentración de los cargos y los festeros en la plaza del Consell. Allí se guardó un minuto de silencio por Tomás Chiner antes de que se iniciase la entraeta. Los cargos y los estandartes mostraron lazos negros.

Las distintas filaes desfilaron desde Consell, Diana y Marqués de Campo marcando el paso al ritmo de las charangas. Todas a excepción de Deniers, que había decidido no llevar música tras la trágica muerte de su compañero. En el tramo final del trayecto los festeros de los bandos moro y cristiano hicieron un pasillo a la última escuadra y les brindaron un aplauso.

Fotos

Vídeos