El ejecutivo de Benissa está a favor del hotel en el Convento

Imagen de archivo del Convento de la Purísima Concepción de Benissa. / LP
Imagen de archivo del Convento de la Purísima Concepción de Benissa. / LP

El alcalde, Abel Cardona, y el concejal Xavi Tro aseguran que esta actuación repercutirá positivamente en la economía del municipio

B. ORTOLÀ BENISSA.

El alcalde de Benissa, Abel Cardona calificó ayer de «positiva» la propuesta de reconvertir el Convento de la orden franciscana en un hotel. Según el primer edil, «cubre las necesidades hoteleras que no tiene Benissa y, además, favorecerá a la economía local, ya sea por las contrataciones o por el consumo indirecto que conlleva tener este tipo de instalaciones».

La opinión del munícipe a comparten desde la filas de Compromís. Según indicó su portavoz, Xavi Tro, «el hotel traerá riqueza y puestos de trabajo a nuestro pueblo, que además se asegura un buen destino para el patrimonio arquitectónico, cultural y patrimonial de Benissa, que permitirá solucionar, en parte, la falta de plazas hoteleras».

En cuanto a las declaraciones de la oposición respecto al tema, Cardona apuntó que ni el Partido Popular ni el concejal no adscrito, Isidor Mollà, presentaron propuestas sobre el futuro del Convento en las tres comisiones informativas celebradas para debatir esta cuestión.

Cardona explicó que tras conocer la decisión del cierre del inmueble religioso, los partidos que conforman la corporación municipal acordaron crear dicha comisión para presentar propuestas que, posteriormente el propio alcalde trasladaría a la orden franciscana, «porque se estableció que sería quién representaría al Ayuntamiento en este tema». Además, remarcó, la congregación religiosa solicitó al ejecutivo local «máxima discreción y prudencia en esta cuestión hasta que no estuviese del todo resuelto».

Por esta razón, el primer edil se mostró sorprendido cuando Isidor Mollá comentó, durante la comisión de noviembre, la oferta que había realizado de forma unilateral. Según el alcalde, «debió de explicarla en las comisiones para que se debatiese y se trasladase a la orden y hacerlo por su cuenta».

Respecto a las críticas tanto del concejal no adscrito como del Partido Popular de «no hacer nada para que el convento tuviese un uso público», el munícipe benissero aseguró que el ejecutivo local «ha estado buscando alternativas para el convento».

Según dijo, tras confirmarse la decisión del cierre, preguntaron a diferentes organismos supramunicipales «como la Diputación o la Universitat d'Alacant entre otras, para saber si querían instalar una sede en el edificio o darle cualquier otro uso». Además, apuntó, desde la orden franciscana también buscaron alguna alternativa entre diferentes ONG's.

Asimismo, Cardona aclaró que el gobierno local había descartado la posibilidad de hacer una oferta «seria» para adquirir el inmueble «porque la situación del ayuntamiento no lo permitía». Según el alcalde, el municipio ya cuenta con varios espacios públicos por lo que «estamos hablando de un edificio de más de 400 años, su mantenimiento sería muy costoso y actualmente no podemos permitírnoslo».

Finalmente, desde la orden franciscana les informaron que habían recibido una oferta de una empresa privada para transformar el edificio en un hotel. Aunque aseguran que todavía no se ha confirmado el acuerdo definitivo.

Fotos

Vídeos