Una edil de Pego hace pública su dimisión en el libro de fiestas

La edil socialista, Rebeca Bañuls, durante la presentación de los Carnestoltes de Pego.
La edil socialista, Rebeca Bañuls, durante la presentación de los Carnestoltes de Pego. / B.O.

Rebeca Bañuls deja el cargo que asumió en 2015 pero confirma que seguirá al frente de Juventud, Participación, Ciudadana y Medios

B. ORTOLÀ pego.

El municipio de Pego ha iniciado sus festejos patronales, las últimas de la edil del PSPV Rebeca Bañuls al frente de la concejalía de Fiestas, quién ha comunicado a través del libro de fiestas su decisión de no seguir con este cargo.

La concejala socialista abandona el cargo que asumió en octubre de 2015 en sustitución de su compañero de gobierno y de partido, Raul Tamarit. A pesar de la renuncia, Bañuls seguirá en el ejecutivo local como responsable de las concejalías de Juventud, Participación Ciudadana, Medios de Comunicación y Nuevas Tecnologías.

La renuncia oficial tendrá lugar en el próximo pleno ordinario que se celebrará el primer jueves de julio. Según la edil socialista se trata de un periodo en el que la mayoría de pegolinos están de vacaciones, «al publicarlo en el libro de fiestas es más fácil que se enteren la mayoría de pegolinos».

Bañuls aseguró que llevaba tiempo pensando en dejar el cargo, pero «tenía claro que no iba a hacerlo antes de que se celebren las fiestas de este año, quería dejarlas cerradas».

En cuanto a las razones, la concejala socialista explicó que durante el tiempo que ha ocupado la cartera de Fiestas, «han pasado muchas cosas, tanto positivas como negativas, que me han hecho reflexionar».

La edil comentó que ha podido comprobar «las dificultades que entraña esta controvertida concejalía». Para Bañuls «no es lo mismo trabajar al lado de una persona, como lo hacía en la pasada legislatura cuando estaba de cargo de confianza del anterior edil de Fiestas, que estar sola y asumir todas las responsabilidades como concejal».

En cuanto al balance de los 21 meses al frente del área encargada de los festejos, Bañuls, calificó de «positiva y enriquecedora la experiencia». Aunque la edil socialista reconoció que «actualmente no soy la persona más capacitada para estar al frente de Fiestas, pero siempre he intentando hacer el trabajo lo mejor posible».

Quién si valoró positivamente la labor de Bañuls fue su compañero y alcalde del municipio, Enrique Moll. Para el primer edil «cada persona tiene su propia percepción. En los últimos años de crisis no hemos tenido una partida fija para fiestas, siempre se ha partido de un porcentaje muy bajo, por lo que se ha tenido que ir añadiendo según las necesidades».

En cuanto al posible sustituto de Bañuls, el primer edil comentó que todavía no está decidido, «tenemos tiempo hasta septiembre porque hasta entonces no hay más fiestas que preparar en nuestra localidad. A pesar de ello, Moll dejó entrever que el cargo puede volver a recaer en Raul Tamarit.

Fotos

Vídeos