Dénia talará más de un centenar de pinos para recuperar el patrimonio histórico del castillo

El castillo de Dénia, cubierto en gran parte de árboles, visto desde la zona portuaria de la ciudad. / Tino Calvo
El castillo de Dénia, cubierto en gran parte de árboles, visto desde la zona portuaria de la ciudad. / Tino Calvo

Este mes está previsto retirar una parte de esos árboles en la Vila Vella y la otra actuación se incluiría en el proyecto para restaurar el Verger Alt y el baluarte oriental

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

La puesta en valor del castillo de Dénia, un emblema de la ciudad, es uno de los objetivos que se han marcado desde el departamento de Cultura. Tras recuperar la escalinata del Palau Vell, ahora se ha puesto el punto de mira en la Vila Vella y el baluarte oriental. En las actuaciones prevista para recuperar el patrimonio histórico de este enclave se va a proceder a la tala de unos 120 pinos. Precisamente la gran abundancia de arbolado en el recinto del castillo ha suscitado numerosas críticas en los últimos años, al tapar la visión de esta fortificación declarada Bien de Interés Cultural y al afectar sus raíces a los muros.

La primera actuación está prevista este mismo mes, según fuentes de Cultura. La intención es retirar unos 80 pinos en el área de la Vila Vella. De esa forma, desde el centro urbano de Dénia se verá mejor el castillo.

La otra tala se llevaría a cabo dentro del proyecto de restauración del Verger Alt y del baluarte oriental que quiere acometer el consistorio en cuanto consiga una subvención para ejecutarlo. En ese caso se retirarían unos 42 árboles, con lo que se recuperará la vista de esa zona desde los puntos cercanos al mar y a la explanada. De allí se podrá ver justo en la parte inferior de donde aparece el Palau de Governador.

El concejal de Medio Ambiente de Dénia, Josep Crespo, señaló ayer que se seguirán las directrices marcadas desde el área de Arqueología y que además tendrá en cuenta el número de ejemplares que se quiten en este espacio para compensar esa pérdida en futuras plantaciones que realice el consistorio. Algunas de ellas, apuntó el edil, serán las que programe su departamento con motivo del Día del Árbol, incluidas las previstas con los escolares. El resto se contemplará en futuras acciones.

En cuanto al proyecto de restauración del Verger Alt y el baluarte, el regidor de Cultura, Rafa Carrió, remarcó que el objetivo que se marcó a principio de legislatura era poner en valor el castillo. Según detalló, ahora se está excavando la antigua iglesia gótica y posteriormente quiere seguir con el Verger Alt y el baluarte. Para acometer esta última iniciativa buscarán subvenciones para sufragarla.

Para poder acceder a esas ayudas, debido al elevado coste de ejecución, unos 300.000 euros, Dénia necesita primero elaborar un proyecto, explicó Carrió. Por ello, la Junta de Gobierno Local acordó semanas atrás adjudicar esta tarea a Julián Esteban Chapapría, por un importe de algo más de 21.538 euros. Cabe reseñar que este arquitecto fue una de los redactores del proyecto de recuperación de la escalinata del Palau Vell, en el castillo.

En esta ocasión, la propuesta se centra en una de las pocas estructuras renacentistas que se hicieron en Dénia. Según fuentes del departamento el plan director del castillo que se está elaborando recoge para este punto que se convierta en un centro de interpretación del Renacimiento y que el visitante pueda ver la arquitectura característica de los siglos XVI y XVII. Por eso se van a rehabilitar el baluarte, que está deteriorado y desde hace año permanece cerrado al público, y el camino de acceso.

En el interior de este emplazamiento hay gran cantidad de tierra de relleno que se colocó en el siglo XIX, cuando esta fortificación estaba en manos privadas y se utilizó esta zona para plantar vides. La profundidad de estos sedimentos oscilan entre los 0,5 y más de 6,5 metros. Debido a esto, se tratará de recuperar el nivel de pavimento. La intención es eliminar la parte más reciente de tierra y luego se llevará a cabo una evaluación arqueológica de las zonas inferiores y más antiguas.

Posteriormente se rehabilitará el baluarte oriental para convertirlo en una parte más de la oferta complementaria del castillo que, en este caso, este espacio mostraría las peculiaridades de la arquitectura renacentista.

Ascensor del Museu

Por otra parte, ayer se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia la licitación del ascensor para el edificio del Museu del Joguet por 45.375 euros. Rafa Carrió comentó que el plazo de presentación de propuestas es de 15 días y que luego se elegirá a la empresa encargada de hacer las obras. El periodo de ejecución previsto es de tres meses.

El concejal insistió en que esa licitación prueba que no se ha perdido el dinero y que ahora, tras haber ampliado el hueco para el elevador y puesto el punto de luz, solo queda efectuar la instalación del largamente reivindicado ascensor.

Fotos

Vídeos