Dénia sale del plan de ajuste de 2012 aunque el ejecutivo no se plantea rebajar impuestos

La Casa Consistorial de Dénia, donde ayer el edil de Hacienda anunció la salida del plan de ajuste. / Tino Calvo
La Casa Consistorial de Dénia, donde ayer el edil de Hacienda anunció la salida del plan de ajuste. / Tino Calvo

La Junta de Gobierno aprueba la amortización de los casi 2,5 millones pendientes de los 14,7 del préstamo que solicitó para pagar a proveedores

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

La Junta de Gobierno de Dénia aprobó ayer la amortización de 5,5 millones de euros en préstamos. De ellos, casi 2,5 millones son lo que quedaban pendientes para liquidar el dinero que en 2012 se solicitó para pagar a los proveedores. Esto permite al Ayuntamiento salir del plan de ajuste que se implantó ese año. El concejal de Hacienda, Paco Roselló, definió este hecho como una de las noticias más importantes de la legislatura y, pese a que eso permitirá afrontar el futuro con mayor holgura económica, el edil admitió que no se bajarán los impuestos y que esa es una medida que de momento no se contempla.

Roselló hizo hincapié en que con esta aportación, más los dos millones que se saldaron el pasado año, se podía por fin retornar el préstamo que pidió el anterior ejecutivo y que ascendía a cerca de 14,7 millones. También subrayó que el importante esfuerzo de ahorro en gasto corriente y las medidas de gestión financiera han permitido que esa salida del plan de ajuste se haya producido cuatro años antes de la fecha.

Según señaló, la necesidad de implantar en aquella época esas restricciones económicas se debió a que el anterior gobierno tenía esa importante cantidad pendiente de pagar a los proveedores y para saldar esas facturas se acogió a un préstamo. El concejal recordó que a raíz de esa decisión los que entonces gobernaban tomaron unas medidas que repercutieron en los bolsillos de los ciudadanos. Entre ellas destacó la subida de un 28% de tipo impositivo del IBI, el aumento de la tasa de la basura de 90 a 125 euros o la puesta en marcha de la tasa del alcantarillado.

El edil de Hacienda subraya que han puesto fin al plan cuatro años antes de la fecha prevista

Además indicó que el plan de ajuste supuso la disminución de las inversiones «acomodándolas a las más imprescindibles» y la inclusión en los presupuestos anuales del fondo de contingencia.

Con respecto a los efectos que acarreará ese adiós a las restricciones de ajuste, el responsable de Hacienda avanzó que ahora podrán destinar más recursos de las liquidaciones presupuestarias a inversiones financieramente sostenible. Según detalló Paco Roselló, dispondrán de más recursos que se podrán dedicar a actuaciones como ordenación de tráfico y estacionamiento, vías públicas, parques y jardines, protección del patrimonio histórico, carreteras y caminos vecinales, y la rehabilitación de infraestructuras e inmuebles a efectos del servicio público.

En ese sentido, el edil apuntó que el equipo de gobierno va a confeccionar un plan de inversiones financieramente sostenibles con ese dinero ahora que cumplen los requisitos necesarios, como son cumplir con el nivel de endeudamiento y el plazo de pago a proveedores, además de haber liquidado el préstamo para saldar las facturas pendientes. No obstante, todavía no quiso adelantar cuáles serán algunas de las actuaciones que incluirán en el listado de proyectos a acometer. Lo que sí comentó es que a partir de este momento pueden empezar a trabajar en los presupuestos del próximo año con mayor margen de maniobra.

Por otra parte, Paco Roselló incidió en la importante mejoría que han experimentado las arcas municipales en los últimos tiempos. El concejal de Hacienda puso de relieve que actualmente la deuda con los proveedores se ha reducido notablemente y se sitúa en unos 800.000 euros, cuando en 2012 llevó al ejecutivo de entonces a tener que solicitar un préstamo y poner en marcha un plan de ajuste del que el Ayuntamiento de Dénia salió ayer mismo.

En cuanto a la deuda bancaria, Paco Roselló recordó que a principios de este 2018 la cifra se acercaba a los 20 millones de euros y que a finales de años se reducirá de forma importante. Las previsiones que baraja su departamento son que cuando concluya diciembre la cantidad baje hasta los 15 millones.

Fotos

Vídeos