Dénia reivindica a Fomento el tren de cercanías a Gandia que acabe con el aislamiento

Mari Martínez (Cs), durante su intervención de despedida de la Corporación de Dénia en el pleno celebrado ayer. / R. González
Mari Martínez (Cs), durante su intervención de despedida de la Corporación de Dénia en el pleno celebrado ayer. / R. González

El pleno aprueba remitir al ministerio el estudio de la Universidad de Alicante que recoge que el tramo entre la Marina Alta y la Safor es rentable

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

La capital de la Marina Alta no piensa olvidarse de la reclamación histórica del enlace ferroviario con la Safor. Dénia reivindica a Fomento un tren de cercanías a Gandia para acabar con el aislamiento que sufre la ciudad y la comarca y que dé a los vecinos «calidad de vida». La edil de Territorio, Maria Josep Ripoll, defendió la necesidad de esta infraestructura que ayudaría a resolver ese problema. Lo hizo en el pleno de ayer que acordó, con las abstenciones de PP, Cs y GD-CU, remitir a Fomento el estudio de la Universidad de Alicante que recoge que el enlace ferroviario entre ambas comarcas es viable y rentable.

Ripoll señaló que este trabajo sirve para contestar a Fomento, que consideraba viable el tramo entre Gandia y Oliva, pero no el que enlazaría este último municipio con Dénia. La concejal recalcó que en el primero de los casos se tomó como base para el cálculo de usuarios que sería una prolongación de la línea C-1 de cercanías, pero no se hizo lo mismo con el segundo. Según recalcó, de haberlo hecho el número de pasajeros se elevaría un 30% sobre la estimación inicial. Por ello, pidió que el trazado llegue a Dénia.

Además, insistió en que la ciudad no se puede quedar callada, y más cuando hay lugares que disponen de tren pese a su poca demanda. Y recalcó que, en caso de ejecutarse esa primera fase, «Oliva-Dénia sería el único tramo de costa mediterránea sin tren».

El PP argumentó su abstención en que no veía viable la estación en el lugar marcado por el estudio. Gent de Dénia-Centre Unificat, favorable al tren, subrayó que, pese a ser una cuestión fundamental para la comarca, el trazado marcado implicaría soterrar las vías desde la salida de la autopista hasta La Pedrera para que no tuviera afección y, además, no se había preguntado a los vecinos de La Xara qué les parecía que el ferrocarril de vía ancha les pase por allí. Por ello, pidió que se trabajara en propuestas con visos de realidad.

Por su parte, Ciudadanos incidió en que hace falta cambiar de estrategia y no pedir el Tren de la Costa, sino un tren más acorde a las necesidades reales, que es el de cercanías. También aludió las afecciones medioambientales al parque natural del Montgó si se sitúa la estación en la zona de La Pedrera.

Otro punto del pleno que generó debate fue la propuesta del ejecutivo local de solicitar a la Diputación una prórroga por solo un año para que SUMA se encargue del cobro de la tasa de la basura y del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica. La intención del gobierno local es recuperar esas competencias en materia de gestión tributaria para el ejercicio 2019, según explicó el edil de Hacienda, Paco Roselló, ya que el pasado año le costó más de 200.000 euros.

La portavoz popular, María Mut solicitó un estudio económico de cómo repercutiría a las arcas municipales esa medida, tanto aspecto monetario como de personal, para comparar y ver si resultaría beneficioso para el ayuntamiento. En eso mismo incidió la líder de GD-CU, Pepa Font, que comentó que habría que evaluar si vale la pena que Dénia recobre esas competencias de gestión. Por Cs, Sergio Benito recalcó que hay que analizar si el consistorio puede llevar a cabo esa tarea de forma eficiente, ya que SUMA dispone de programas más avanzados, o si es mejor renegociar con este ente.

El momento más emotivo de la sesión plenaria de ayer se produjo durante la renuncia de la líder de Ciudadanos, Mari Martínez, a su acta de concejal. Todos los grupos municipales destacaron su carácter dialogante y su disposición a colaborar. Alex Rodenkirchen (Podemos) dijo que era «un espejo en el que mirarnos» por su educación y María Mut apuntó que tenía «un gran corazón».

Javier Scotto (PSPV) recalcó que siempre estaba dispuesta a colaborar, al igual que remarcaron Rafa Carrió (Compromís) y Pepa Font.

Más

Fotos

Vídeos