Dénia recreará una villa mediterránea en el D*na en la que se servirán 30.000 tapas en dos días

El alcalde, la presidenta de Aehtma y varios concejales, ayer, en el paseo donde se desarrollará el D*na Festival Gastronòmic Dénia. / R. G.

Medio centenar de chefs y restauradores, una veintena de productores, food trucks y una mesa de 400 metros llenarán el paseo de la Marineta

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

La cuenta atrás para el D*na Festival Gastronòmic Dénia ha empezado. En una semana el paseo de la Marineta Cassiana se llenará de la mejor gastronomía local, comarcal, nacional y mundial. Para ello, el espacio elegido, junto al Marge Roig, pretende recrear una villa mediterránea y su estilo de vida. Además, se servirán unas 30.000 tapas entre los dos días que dure el certamen ideado por Quique Dacosta, que se celebrará el 30 de septiembre y el 1 de octubre.

A principios de la próxima semana comenzarán los trabajos de montaje. Está previsto instalar dos escenarios en los que los cocineros acercarán la gastronomía al público. Por el principal pasarán chefs de renombre, muchos de ellos con estrella Michelin, como Joan Roca, Ángel León, Jordi Cruz, Andoni Luis Adúriz, Susi Díaz y Alberto Ferruz, entre otros. Entre los temas que abordarán están la cocina marinera, las anguilas, el Mediterráneo y la tradición del sabor. Además, se habrá una gran pantalla para que el público pueda ver de cerca lo que allí se cuece.

En el escenario secundario mostrarán sus propuestas el comisario y portavoz del festival, Quique Dacosta, así como restauradores locales y representantes de otras Ciudades Creativas de la Gastronomía de la Unesco, reconocimiento que también ostenta la capital de la Marina Alta. La gamba, el pulpo, las cocas, los salazones y la paella se sumarán a las propuestas que los cocineros internacionales ofrecerán.

Medio centenar de chefs, una veintena de productores y cuatro food trucks convertirán a Dénia en el epicentro de la gastronomía. El público no solo podrá disfrutar con las presentaciones de los grandes expertos, sino que también podrán degustar gran variedad de tapas que elaborarán 15 restauradores de la zona. Cada uno de ellos deberá preparan un millar de unidades para cada uno de los días y ninguno de los cocineros podrá repetir las tapas de sus compañeros.

Los precios de cada una oscilará entre los dos y los cuatro euros. Además, se colocarán tres barras, con precios similares. Para degustar estas delicias con tranquilidad e incomparables vistas, se colocará una gran mesa de 400 metros lineales bordeando el paseo. De esta manera podrán comérselas mirando al mar y a la bahía de Dénia.

También está previsto instalar puesto de artesanía, de 'llata' y de cerámica'. Y la Cofradía de Pescadores estará remendando redes. Asimismo, se habilitará un espacio para dejar a los niños, con servicio de pulsera para su localización, y en el que les ofertarán diversas actividades.

El primer día el festival abrirá de 11.30 a 23 horas y el segundo lo hará de 11.30 a 18 horas. En cuanto al parking, se podrá estacionar en la Marina de Dénia, el vial de la Marineta Cassiana y se habilitará una parcela, al inicio del Marge Roig y con capacidad unos 300 vehículos que ha cedido su propietario para la ocasión. No obstante, el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, animó a los vecinos a acercarse paseando al D*na para disfrutar de la belleza del paisaje.

Grimalt visitó ayer la zona donde se instalará el festival. Lo hizo acompañado de la presidenta de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Marina Alta, Cristina Sellés; la concejal de Ciudad Creativa, Pepa Font; y otros ediles. El munícipe destacó el D*na es un reflejo del gran trabajo que se está llevando a cabo desde la Oficina de la Ciudad Creativa. Vicent Grimalt aprovechó para dar las gracias al secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, por el gran respaldo a la ciudad con este festival gastronómico.

Según avanzó el alcalde, en principio se pensó que tuviera carácter bienal, pero la Agencia Valenciana de Turismo (AVT) desea seguir colaborando y tratar de que sea anual, aunque quizás la fecha cambiaría.

Por su parte, Pepa Font explicó que la AVT aporta 190.000 euros, que al final son insuficientes por la envergadura que ha adquirido el proyecto, pero que diversos patrocinadores y colaboradores se han implicado. A todos ellos quiso darles las gracias.

Fotos

Vídeos