Dénia peatonalizará el primer tramo de La Mar y quitará 30 plazas de parking

Parte del tramo de la calle La Mar que se va a peatonalizar con las obras de reurbanización. / R. González
Parte del tramo de la calle La Mar que se va a peatonalizar con las obras de reurbanización. / R. González

La reurbanización de la calle comenzará en abril, mientras que este mes se iniciarán ya los trabajos en Sandunga, que se cerrará al tráfico rodado

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Otras dos nuevas actuaciones del antiguo Plan Confianza se van a acometer en breve en Dénia. Una de ellas supondrá un importante cambio de imagen «brutal» para la calle La Mar, según explicó ayer la edil de Territorio, Maria Josep Ripoll. El primer tramo se convertirá en peatonal y el segundo seguirá un diseño parecido, pero sí se permitirá el tráfico rodado. Las modificaciones previstas en las obras de reurbanización del vial conllevarán la supresión de alrededor de una treintena de plazas de aparcamiento para coches y varias para motos.

Los trabajos, que tienen un presupuesto de unos 700.000 euros, empezarán en abril y durarán tres meses, aunque la concejal reconoció que podrían alargarse algo más. La actuación afectará a la franja comprendida entre Diana y Cándida Carbonell. Está previsto que haya una plataforma única, con un carril central y aceras más anchas. La parte comprendida desde el inicio del vial hasta Carlos Sentí, que tiene más de 20 plazas para estacionar coches, será la peatonal y en la restante los vehículos podrán circular y solo se permitirá estacionar en un lado y en cordón, con cabida para un máximo de una decena de coches, frente a la veintena de ahora.

Ripoll recalcó que este proyecto supondrá la «recuperación del espacio para el peatón». Asimismo, apuntó que los trabajos incluirán la renovación de la red de agua potable, el cambio del alumbrado público y la plantación de árboles. También se incorporarán pluviales y se colocarán contenedores soterrados.

Otra actuación del Plan Confianza que se acometerá en breve es la reurbanización de la calle Sandunga. En este caso, según la edil, está previsto que todo el vial sea una plataforma única completamente peatonal, aunque están «estudiando la gestión del día después». El presupuesto ronda también los 700.000 euros e incluyen instalar los pluviales. El plazo de ejecución de los trabajos alcanza los seis meses.

La propuesta que queda por adjudicar del antiguo Plan Confianza, la rehabilitación de la Casa de la Marquesa Valero de Palma, está en proceso de licitación. Maria Josep Ripoll remarcó que en breve la Conselleria de Cultura decidirá la empresa que acometerá las obras.

Proyectos casi acabados

Dos proyectos que ya casi está acabados son los de eficiencia energética del pabellón de Joan Fuster, que tenía un presupuesto de 200.000 euros, y el alumbrado de esta avenida, valorado en 700.000 euros.

Asimismo, ayer se acabó de asfaltar la rotonda provisional del cruce de Joan Fuster con Joan Chabàs y hoy se aplicará la pintura vial.

Ante la proximidad de las fiestas josefinas, la edil de Territorio aseguró que se tendrá especial cuidado con las fallas y las ubicaciones de sus casales para que se puedan desarrollar los festejos. Por eso, en unos días se despejará la zona del carrer Sant Francesc, donde está la comisión de Les Roques.

Por otra parte, Ripoll comentó que están estudiando las alegaciones del Plan General Estructural y que las cuatro últimas sentencias judiciales que desestimaban la petición de varias empresas de responsabilidad patrimonial suponen un balón de oxígeno para el consistorio. Según subrayó, avalan la gestión del ayuntamiento en materia urbanística.

Fotos

Vídeos