Dénia, parada de lujo para los turistas del SeaDream I

Algunos de los tripulantes del buque de lujo a su llegada al Muelle del Martillo en Dénia. / Tino Calvo
Algunos de los tripulantes del buque de lujo a su llegada al Muelle del Martillo en Dénia. / Tino Calvo

Los pasajeros del crucero con bandera de Bahamas se mostraron sorprendidos por la «limpieza» de la capital de la comarca

B. ORTOLÀ DÉNIA.

El municipio de Dénia recibió ayer la vista de cerca de un centenar de turistas, la mayoría de ellos americanos, aunque también de origen noruego, danés o británico. La mayoría de ellos de edad avanzada. Llegaron a bordo del crucero de lujo y con bandera de Bahamas SeaDreams I para hacer escala del viaje que están realizando por el Mediterráneo. La embarcación llegó a primera hora de la mañana y fondeó frente a las instalaciones portuarias. A la capital de la Marina Alta se le están atragantando últimamente las medidas de los recintos para transportes, pues al igual que la recién estrenada estación de autobuses, la dársena del puerto no puede recibir embarcaciones de tamaños considerables, el buque SeaDreams I cuenta con 105 metros de eslora y 15 de manga.

El desembarco lo hicieron de forma escalonada. Alrededor de las 8.45 horas, una avanzadilla formada por 18 turistas llegaron al Muelle del Martillo a bordo una pequeña embarcación. Nada más tocaron tierra se subieron a un autobús que les llevó, primero a Guadalest, para contemplar el castillo; y posteriormente a Xixona, cuna del turrón.

Pasadas ya las nueve de la mañana, la pequeña embarcación regresó a puerto con otras dos personas. Una pareja de Alaska, dedicados al negocio de la venta de productos de pesca. Una de los dos, Berta Whiter comentó que era la primera vez que visitaban la ciudad, de hecho, también era su primera vez en España. Su primera impresión, comentaron «se ve una ciudad muy limpia». Durante su estancia, explicaron, querían pasear por el centro de la ciudad y comer algún arroz de la zona, «nos han dicho que estamos en el sitio adecuado para hacerlo».

A los pocos minutos llegó otro pequeño desembarco. Esta vez llegaron cuatro parejas, una de ellas del estado de Arizona. Al igual que la pareja anterior, les impresionó «lo limpia que está la ciudad». Reconocieron que antes de iniciar el viaje, no conocían la ciudad, aunque «en el barco nos han hablado muy bien de Dénia, dicen que el castillo es una visita obligada y que es una ciudad muy animada, con buen clima y donde se come muy bien», explicaron.

A las dos parejas y con tan solo unos diez minutos de diferencia, les siguieron otro grupo, este ya más grande con gente de diferentes puntos de Estados Unidos como Philadelphia o Nueva York, así como de Bermudas, Noruega o Dinamarca, entre otros. Su llegada al muelle coincidió con el pequeño rodaje de una película, en la que, por exigencias del guión la Panseta iba a emprender un pequeño paseo bajo la bandera de Turquía.

Dos visitas más

También estaba en la orilla del puerto el alcalde, Vicent Grimalt, quién esperaba para poder visitar el SeaDreams I. Junto a varios miembros de la tripulación, se subió en la pequeña embarcación que le llevó al buque. Allí fue recibido por el capitán quién le obsequió con un plato decorativo. El primer edil estuvo poco tiempo, regresó a puerto apenas quince minutos después.

Alrededor de las 22 horas, el crucero partió de las aguas dianenses rumbo a Cartagena, donde realizará hoy su próxima parada. La visita de SeaDreams I a Dénia no será la única de una embarcación de estas características para este año. La empresa que organiza estos viajes ha programado otras dos. La primera será a finales de julio, mientas que el segundo grupo de turistas de alto nivel adquisitivo llegará a la capital de la Marina en septiembre.

Fotos

Vídeos