Dénia invita a vecinos y turistas a verla como una obra de arte a través de marcos

Arminda García, Rafa Carrió y Maribel Font, ayer, junto a uno de los marcos instalados. / R. González
Arminda García, Rafa Carrió y Maribel Font, ayer, junto a uno de los marcos instalados. / R. González

La iniciativa persigue entrenar la mirada estética y ya se han colocado los primeros recuadros en Marina El Portet y en el acceso a la Cova Tallada

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Todo lo que nos rodea puede contemplarse como si fuera arte, desde los paisajes hasta las escenas de la vida cotidiana. Bajo esta premisa y con el objetivo de entrenar la mirada estética, Dénia lanza una curiosa iniciativa en la que invita a vecinos y turistas a verla como si se tratara de una obra artística a través de unos marcos que ha empezado a colocar en puntos estratégicos.

El proyecto, puesto en marcha por la Concejalía de Cultura bajo el nombre de «Dénia, una obra de arte», incita a la gente a ponerse delante de esos recuadros y contemplar los espacios que enmarca y que reflejan la realidad. Según la ideóloga de esta propuesta, la artista Arminda García, se trata de una especie de juego y «meditación callejera» que ofrece otra forma de mirar la realidad y de percibir las cosas que suceden alrededor del que está contemplando.

La iniciativa se va a desarrollar en tres fases. La primera, que acaba de comenzar, se centra en enmarca lugares de fácil contemplación. En principio está previsto que sean cuatro. De momento ya se han colocado en dos puntos, en la zona de Marina El Portet y en el acceso a la Cova Tallada, en la calle Vía Láctea. Los próximo emplazamientos se están estudiando, ya que uno se pretendía colocar en el paseo de Les Rotes pero Costas no dio permiso.

En una segunda etapa, los marcos se pondrán dentro de la propia ciudad para, tras haber entrenado la mirada empezando por lo más sencillo, pasar a observar la vida cotidiana y ver lo que sucede en la calle como si de una obra de arte se tratara.

Más adelante ya se pasaría a la tercera fase, la de los retratos, que es más personal. Entonces, los recuadros estarán en puntos como banco, donde haya cercanía y la gente se pueda ver cara a cara y convertirse en los protagonistas centrales de esas piezas artísticas.

Con este proyecto se busca también fomentar la participación. Ya se ha abierto una página de Facebook para crear, según detalló Arminda García, «una comunidad investigativa en torno a la mirada y a la creatividad». La intención es que las personas participen, opinen y les trasladen sugerencias.

El concejal de Cultura, Rafa Carrió, destacó que esta propuesta, «desde la sencillez», permite «enmarcar una visión e implicarte con ella». También remarcó que los que se acerquen a los marcos podrán contemplar «algo real, que se mueve y está cambiando» y convertir en una obra de arte diferente a las que «estamos acostumbrados», en una pared, en un lienzo o en madera.

Fotos

Vídeos