El Dénia se impone al Jávea en casa en un derbi marcado por la polémica

Bronca camino de los vestuarios en el descanso del derbi entre el Dénia y el Jávea. / J. Zamora
Bronca camino de los vestuarios en el descanso del derbi entre el Dénia y el Jávea. / J. Zamora

El choque tuvo minutos de mucha tensión y estuvo marcado por la controversia al señalar el colegiado dos rigurosos penaltis en ambas áreas

JAVIER ZAMORA DÉNIA.

El CD Dénia venció en el clásico derbi al Jávea por 2 a 1, en un partido de mucha tensión en el que hubo muchas tarjetas y expulsiones. La intensidad, sobre todo en la primera mitad, unido a la falta de autoridad del colegiado provocó que el partido fuese un continuo rifirrafe entre los jugadores de ambas formaciones.

Pese a la mala tarde, aunque sin lluvia, el campo Diego Mena registró una buena entrada, con muchos aficionados llegados de Xàbia. El choque comenzó con dos equipos que desde el pitido inicial quisieron marcar el territorio. En el minuto 3 en una jugada por banda derecha, Paco agarró a Álvaro y el asistente de tribuna no dudo en marcar al colegiado la pena máxima. Álvaro batió a Tonet y colocó el 0 a 1 en el marcador.

En pleno desconcierto local, Álvaro pudo haber marcado el segundo tanto, pero su intentó de elevar el esférico por arriba de la salida de Tonet fue interceptado por el cancerbero dianense, que evitó el gol.

Lucas Bou recibe tarjeta roja tras una patada a un rival sin intención de jugar el balón

Restaba mucho tiempo y el equipo local comenzó a dominar, aunque el partido se volvió muy bronco, con entradas a destiempo por parte de unos y de otros. El colegiado no acertó a cortar las brusquedades y esto calentó los ánimos de las dos aficiones. Fue complicado jugar al fútbol, no hubo ritmo y se trabó mucho el juego con continuos parones.

Con mayor dominio local ante un rival que se defendió con uñas y dientes, los locales tuvieron una buena ocasión con un disparo de Luis Domenech que Dani Vaello desvió con sus puños.

En el 17 llegó una de las jugadas que marcó el desenlace del encuentro. El delantero rojiblanco Lucas Bou se calentó en exceso y junto al banquillo dianense pego una patada por detrás a un jugador rival sin intención de jugar el balón. El árbitro, que estaba al lado, se percató de la intención del jugador del Jávea y no dudo en sacar la cartulina roja. Una acción en la que Lucas Bou perjudicó claramente a su equipo.

Un minuto más tarde Panucci chutó sobre la portería de Dani Vaello y este respondió muy bien. A la media hora de juego fue Sergio Poveda quien no acertó a rematar un balón suelto del área visitante.

Tanto groguet

En inferioridad numérica, el equipo dirigido por Antonio Villaescusa optó por hacer dos líneas de cuatro y dejó a Roberto como único jugador de vanguardia. En el 45, un córner botado por Javi lo remató de un certero testarazo Sergio Poveda, que alojó el balón en el fondo de las mallas de la portería del Xàbia.

Fue el guardameta visitante, Dani Vaello, quien en la retirada de los equipos a vestuarios se enzarzó con Sergio Poveda y esto conllevó que varios jugadores de uno y otro equipo se empujasen entre sí, ante un colegiado que castigó al meta visitante con tarjeta amarilla.

Tras el paso por los vestuarios, los groguets se hicieron con el control del balón ante un Jávea bien ordenado atrás. El primer aviso local se produjo en el minuto 57, cuando Panucci remató de cabeza un centro desde la derecha y consiguió marcar, pero el asistente levantó su banderín marcando fuera de juego. Otra buena ocasión para los hombres de Juan Carlos Signes llegó con un remate de Cristian en el primer palo que el meta visitante desvió a córner.

En el minuto 66, un centro desde la derecha golpeó en las manos de Vergillos y el mismo asistente que en la primera mitad señaló pena máxima en el área dianense en esta ocasión volvió a indicar al colegiado el penalti. Panucci batió al meta xabiero y puso el 2 a 1 entre las protestas de los jugadores visitantes.

El conjunto de Villaescusa intentó reorganizarse al verse por detrás en el marcador introduciendo cambios. Los locales jugaron con intensidad ante un rival que no arrojó la toalla. En la recta final, un balón bombeado sobre el área de Tonet acabó con gol visitante que el árbitro anuló por falta al meta local. Esto provocó que los jugadores visitantes se volviesen a caldear y extremaran sus protesta hacia el colegiado.

Al final del choque, victoria para el CD Dénia en un partido donde los de Signes dieron una imagen muy distinta a la de Atzeneta, jugaron con intensidad y supieron reaccionar bien a un marcador adverso.

En el Jávea hay que significar que flaco favor le hizo Lucas Bou con su expulsión en un partido que su equipo tenía encarrilado. El trío arbitral tuvo una floja actuación y enfadó a ambos equipos con sus decisiones.

Fotos

Vídeos