El Dénia Futsal desaparece tras 8 años

Momento de la asamblea del CD Dénia en el que se votaba a favor de la continuidad del equipo de fútbol sala. / J. Z.
Momento de la asamblea del CD Dénia en el que se votaba a favor de la continuidad del equipo de fútbol sala. / J. Z.

Los socios votan a favor de dar de baja federativa el equipo que milita en Segunda B

JAVIER ZAMORA DÉNIA.

Tras ocho años de existencia, el Dénia Futsal que milita en Segunda B desaparece por voluntad de los socios del CD Dénia. La misma masa social que hace escasamente seis meses apostó por un gran proyecto deportivo y social con un presupuesto aprobado de más de 70.000 euros ha sido quien ha votado por dar de baja federativa al equipo.

Desde la parte de la directiva, la presidenta, Gema Estrela, explicó a los socios su verdad de lo ocurrido. Destacó que desde el principio los jugadores no estaban por la labor de jugar en ese club y reconoció el divorcio total entre plantilla y directiva. Les acusó de no presentarse a jugar un partido y de la mala imagen que por su acción tiene el CD Dénia, además de las sanciones que eso conllevó.

Uno de los socios que pidió responsabilidades a Estrela y a su directiva fue el expresidente Eric Barber, que ante estas declaraciones en la que acusaba a los jugadores de no querer jugar con esta directiva comentó que «no entiendo por qué fichaste jugadores que no querían estar con vosotros. Esos jugadores no merecen estar en el CD Dénia».

Desde la directiva se reconoció que la gestión había sido mala ya que se confió a una persona, Javi Llull, que fue quien hizo y deshizo en la sección. Estrela confesó ante sus socios que ella era ajena a las decisiones que Llull estaba llevando a cabo. En el mes de noviembre tuvo conocimiento de lo que ocurría tras la denuncia pública que los jugadores realizaron en los medios de comunicación.

Algunos socios le echaron en cara su poca preocupación y atención por lo que estaba ocurriendo en esa sección. La presidenta explicó que seguir con la sección económica era una cosa inviable y por ello se puso a trabajar para tratar de que algunas personas se hiciesen cargo de ella. Negociaciones que no han llegado a ningún puerto.

La mala gestión que desde la directiva se ha llevado en esta sección ha generado una deuda de 27.000 euros en cuatro meses. Por lo que indicaron que continuar con el equipo de fútbol sala podría poner en peligro el equilibrio económico del club ya que acabar la temporada tiene un coste de otros 24.000 euros.

La presidenta acusó al anterior secretario del club, Javi Llull, de falsificación de firma en los contratos con los jugadores. Estrela informó a los socios que ella nunca había rubricado ningún contrato con los jugadores, documentos en los que aparece su nombre y DNI, pero una firma que no es la suya y el sello del club. Es por ello que la propia presidenta ha denunciado en la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana estos contratos.

Tras una serie de reproches y algunos momentos de tensión entre varios socios, la calma volvió a la asamblea. Ante el hecho de que nadie optaba a coger las riendas del fútbol sala se acordó votar sobre la continuidad o no de la sección. Y se decidió que se hiciera a mano alzada. En ese momento desde la mesa presidencial se preguntó si algún socio traía algún voto delegado. Esto provocó el enfado de los socios que habían levantado la mano apoyando la continuidad del fútbol sala. Se levantaron y se marcharon de la asamblea mientras comentaban que «nos estáis tomando el pelo si tenías todo decidido para que votar».

Los apoyos a favor de la continuidad de la sección fueron de 17, uno de ellos llamó poderosamente la atención ya que fue el de la propia Gema Estrela. Todos estos votos fueron de personas presentes en la reunión. Como curiosidad, de los 39 votos que se decantaron por dar de baja federativa al fútbol sala, solo 6 estuvieron presentes en la asamblea y 33 fueron delegados.

La asamblea concluyó con la aprobación de unas actualizaciones en los estatutos del club, sin que nadie votase en contra.

Fotos

Vídeos