Dénia tendrá en diciembre el sondeo y el diseño sobre la peatonalización de Marqués de Campo

La calle Marqués de Campo en Dénia, la principal arteria de la capital de la Marina Alta.
La calle Marqués de Campo en Dénia, la principal arteria de la capital de la Marina Alta. / B. Ortolà

El ejecutivo local prevé que la próxima semana se lleve la adjudicación de los proyectos a mesa de contratación, tras salir a licitación en mayo

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

La licitación del sondeo sobre la peatonalización de la calle Marqués de Campo y del diseño del proyecto está a punto de resolverse. Eso permitirá que en breve se puedan poner en marcha y en diciembre el ejecutivo de Dénia ya podrá tener en sus manos los resultados de ambas propuestas.

En este momento se está revisando la documentación presentada por las empresas que optan a la adjudicación de estos trabajos, cuya licitación se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia el pasado 31 de mayo. Según el concejal de Hacienda, Paco Roselló, la previsión es que a finales de la próxima semana se lleven a mesa de contratación para adjudicar el sondeo y el diseño.

El primero de estos encargos, un estudio de la opinión social sobre la peatonalización de la principal arteria de la ciudad, tiene un plazo de ejecución de diez semanas. El presupuesto base de licitación ronda los 15.500 euros, IVA incluido. El segundo, la orientación al diseño del proyecto, estará en doce semanas y partía con un coste de cerca de 18.000 euros.

Respecto a estos proyectos, el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, comentó que cuando estén terminados, a finales de otoño, «ya se decidirá lo que hay que hacer». El primer edil recordó que el equipo de gobierno desde el primer momento, tanto por parte de Compromís como por el PSPV, «dejamos claro que nuestra intención es que la calle Marqués de Campo acabe siendo de alguna forma peatonal y en función del resultado que dé este estudio actuaremos».

El munícipe se mostró convencido de que las zonas peatonales funcionan en muchas ciudades españolas y europeas. En su opinión, «a la larga siempre son beneficiosas para el comercio, la restauración y, sobre todo, para el ciudadano que disfruta de ellas».

El sondeo sobre la peatonalización de la principal vía de la ciudad no se circunscribirá únicamente al área afectada. Al respecto, Grimalt hizo hincapié en que el estudio no recogerá solo la opinión de los vecinos. «Yo he dicho siempre que la calle Campos es un patrimonio de todo el pueblo y, por tanto, la opinión que vamos a buscar es la de la ciudadanía en general, no sólo de los de allí», recalcó.

En caso de que el estudio refleje que la población prefiere la peatonalización, frente a las reticencias expresadas en varias ocasiones por algunos vecinos, comerciantes y hosteleros, el ejecutivo local está dispuesto a sentarse con los afectados. Según remarcó el primer edil, tras los resultados del sondeo habrá que ver de qué forma se peatonaliza.

En ese sentido, Vicent Grimalt indicó que antes de actuar se buscarán las «alternativas y soluciones» para que la gente que viva allí tenga posibilidad de entrar con su coche cuando tenga que hacer alguna cosa, que los repartidores puedan efectuar las entregas o que los que poseen una plaza de aparcamiento en algún garaje accedan a ella. No obstante, el primer edil insistió en que «primero hay que esperar a que estén los resultados de los estudios».

Algunos comerciantes y hosteleros han expresado en reiteradas ocasiones que peatonalizar Marqués de Campo que no se dan las circunstancias necesarias para hacerlo. En su opinión, no se ofrece suficiente aparcamiento para cerrar la calle, ni se registra un importante volumen de personas que lo justifique, excepto en verano y en periodos puntuales. A su juicio, si hay una peatonalización de todo el año, «la calle moriría» porque los clientes se marcharían a otro sitio y el punto neurálgico de la ciudad se quedaría casi desierto en invierno.

Fotos

Vídeos