Dénia deja en manos del Consell su futuro urbanístico y pide que agilice el nuevo RUT

La edil de Urbanismo junto al alcalde de Dénia y varios de sus compañeros de gobierno en el pleno. / B.O.
La edil de Urbanismo junto al alcalde de Dénia y varios de sus compañeros de gobierno en el pleno. / B.O.

El pleno, con la abstención del PP y C's, aprueba solicitar también que la conselleria anule la vigencia del Plan General de 1972

B. ORTOLÀ DÉNIA.

El Ayuntamiento de Dénia oficializó ayer en un pleno extraordinario la solicitud de la anulación del Plan general del 1972 a la Conselleria de Obras Públicas, Vivienda y Vertebración de Territorio, así como la tramitación necesaria para aprobar las nuevas Normas Transitorias de Urgencia (NUTU), antiguo RUT.

Una propuesta que fue aprobada con los votos a favor del equipo de gobierno (PSPV y Compromís), Gent de Dénia y los ediles del Grupo no Integrado Alexander Rodenkirchen y Julio Palacios Santos. Mientras que los miembros del Partido Popular y Ciudadanos se abstuvieron.

La concejala de Urbanismo, Maria Josep Ripoll volvió a remarcar la importancia de dejar de regirse por la normativa del año 72 «porque ha quedado obsoleta y es contraproducente seguir dependiendo de ella». La edil aseguró que frente a la actual situación que vive el municipio, «es preferible no tener planeamiento durante un tiempo hasta que se apruebe el nuevo NUTU».

Con la aprobación de la solicitud, el gobierno de Dénia cede el testigo a la conselleria para que tome las riendas del proceso que devuelva a la capital de la comarca un planeamiento actual.

Por su parte, desde Valencia apuntaron ayer que empezarán a realizar los trámites necesarios cuando reciban la documentación remitida por el consistorio dianense. En cuanto al periodo de tiempo que la capital de la Marina Alta puede estar sin tener normativa urbanística, apuntaron que «es demasiado pronto para poder determinarlo, primero tenemos que tener toda la documentación. Además no podemos saber como será el proceso de exposición al público».

Críticas de la oposición

La decisión del equipo de gobierno no fue del agrado de la oposición que mostró su desacuerdo en la sesión plenaria.

Desde el PP, uno de los dos partidos que se abstuvo, cuestionó la celeridad con la que se ha decidido instar a la conselleria a tramitar la anulación del PGOU. Además remarcaron «la necesidad de conocer cuando estará aprobado el nuevo NUTU, no podemos ir a ciegas».

Por su parte, los miembros de Ciudadanos (C's) tildaron de la propuesta del ejecutivo local de «un parche que siempre llega tarde y mal». Sergio Benito auguró que la aprobación de la normativa transitoria «puede ser más compleja de lo que el gobierno de Dénia nos dice». Según indicó «no se trata de una simple reprobación, hay que adaptarla a la ley y añadir nuevas medidas, por lo que puede alargarse más de lo se dice».

Tanto los ediles de C's como los populares criticaron al gobierno por «el poco tiempo que nos han dejado para revisar el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos, no hemos tenido ni 24 horas para revisar la extensa documentación».

También criticaron el horario de la comisión extraordinaria previa al pleno: «se trata de un 'paripé' orquestado por los miembros del gobierno».

Progresos en Xàbia

Mientras en Dénia se adentran en un periodo de incertidumbre, en el municipio de Xàbia siguen avanzando en la confección del Plan General de Ordenación Urbana, que justamente se encuentra en la fase de exposición al público.

El alcalde de la localidad, José Chulvi, la edil de Urbanismo, Isabel Bolufer y los dos funcionarios responsables del departamento municipal de urbanismo mantuvieron ayer una reunión con el director de Urbanismo, José Luis Ferrando para intercambiar impresiones sobre el proceso de revisión del PGOU.

Según indicó Chulvi, «desde la Conselleria se ha visto con buenos ojos el planteamiento en el que está trabajando Xàbia, una apuesta que se centra en consolidar las zonas ya desarrolladas y reducir el expansionismo que agota el territorio».

Según comentó el primer edil, el periodo de exposición pública finalizará el próximo 8 de septiembre. Será entonces cuando el consistorio xabiero estudie las posibles alegaciones que puedan presentarse. Posteriormente se aprobará la ordenación inicial en pleno y después se remitirá a la Conselleria «para que le dé el visto bueno».

Fotos

Vídeos