Dénia coloca un badén en la avenida del Montgó para controlar la velocidad

Momento en el que los operarios, tras haber retirado la franja de adoquines, preparan el badén de la avenida del Montgó. / Tino Calvo
Momento en el que los operarios, tras haber retirado la franja de adoquines, preparan el badén de la avenida del Montgó. / Tino Calvo

Xàbia refuerza la señalización en los pasos de peatones más conflictivos y adquirirá un radar móvil

R. G./R. X. DÉNIA/XÀBIA.

El Consistorio de Dénia ha decidido aprovechar las tareas de asfaltado de la avenida del Montgó para poner un badén a la altura de la intersección con Ramón Ortega. La intención es que sirva para controlar la velocidad en este vial, según explicó ayer la edil de Territorio, Maria Josep Ripoll.

Ante de proceder a su colocación, ha sido necesario retirar los adoquines del antiguo paso de peatones sobre el que se ubicará este resalto. Ripoll señaló que el coste es muy pequeño y que intentarán que entre dentro de la actuación de asfaltado del Plan Confianza que se está desarrollando en esa zona. De no ser así, lo asumirá el Ayuntamiento, pues «no es un gran gasto», aseguró la concejal.

Las tareas de retirada de los adoquines generó ayer cierta confusión entre algunos vecinos, pues pensaban que los operarios estaban quitando el asfalto colocado el día anterior. Sin embargo, Ripoll recalcó que justo sobre ese tramo no se había colocado ninguna capa porque debían retirar esas piezas antes de hacer el badén.

Pero Dénia no es el único municipio de la comarca que está actuando para mejorar la seguridad vial. Xàbia está reforzando la señalización y pintura viaria en los puntos más conflictivos. La concejal de Servicios, Kika Mata, explicó que hace unos meses que el personal técnico de su departamento comenzó a mantener reuniones con los responsables de la Policía Local para detectar cuáles eran los puntos negros del tráfico urbano y qué medidas se podían implementar desde el propio Ayuntamiento para reducir la siniestralidad.

Así, una vez adjudicado el contrato anual para la pintura viaria, presupuestado en 45.000 euros, se ha empezado a repasar los puntos de paso peatonales. Pero también se han instalado señales luminosas en algunos de los más peligrosos como los de la rotonda del Wok o frente la discoteca Molí Blanc, ambos en la carretera del Pla; frente al Instituto Musical Surco, en Juan Carlos I; y en la avenida Trenc d'Alba. En estas dos vías, además, se van a instalar de forma piloto unos reflectantes captafaros para ver si dan buen resultado.

A pesar de estas actuaciones en seguridad vial, desde la Policía Local indicaron que el principal problema es que no se cumplen las limitaciones de velocidad por lo que se va a adquirir un radar móvil para poder hacer controles dentro del término municipal. Desde Servicios señalaron que también la Diputación está realizando trabajos de pintura en carreteras y rotondas de su demarcación como el Camí Cabanes.

Fotos

Vídeos