Dénia y Castellonense se miden en un duelo por la promoción

Once del Club Deportivo Dénia que jugó ante la UE Gandia en la pasada jornada. / J. Zamora
Once del Club Deportivo Dénia que jugó ante la UE Gandia en la pasada jornada. / J. Zamora

Sobre el terreno de juego de L'Almela estarán dos de los mejores equipos del grupo III que tienen como objetivo el ascenso

JAVIER ZAMORA DÉNIA.

El Dénia se enfrenta al Castellonense en un duelo que medirá las fuerzas de dos de las mejores plantillas del grupo III de Preferente. El choque se jugará mañana en el campo L'Almela a las 16 horas y estará dirigido por el colegiado Ramírez Martínez. Ambas formaciones se presentan muy parejas a esta cita, dado que los valencianos son segundos en la clasificación con 23 puntos, dos más que los groguets.

Los dos equipos llegan después de estar cuatro semanas sin perder. En el vestuario dianense se tiene la confianza de sacar algo positivo de este desplazamiento. Tal y como se está viendo al equipo groguet, le viene mejor jugar fuera de casa que en su propio feudo. En esta ocasión visita uno de los campos más complicados donde puntuar es muy difícil. El único equipo que hasta el momento ha arrancado un punto ha sido la UD Atzeneta, que empató a dos. El resto se han vuelto para casa de vacío.

La plantilla dianense está prácticamente al completo, con la única ausencia de Borja Céspedes, que sigue recuperándose de su lesión. Renzo, que no estuvo frente a la UE Gandia, parece que entrará en la convocatoria.

El entrenador groguet, Juan Carlos Signes, tiene varias opciones para afrontar este choque. Puede apostar por dar entrada en la línea medular a Molina para tratar de fortalecer esa zona, ya que los centrocampistas del conjunto valenciano son jugadores a los que les gusta tocar la pelota. Ejercer una fuerte presión para no dejarles pensar será vital para intentar que los delanteros locales puedan ser abastecidos de buenos balones. Los delanteros del Castellonense tienen una gran calidad y suelen ver puerta con mucha facilidad.

El equipo de La Ribera, con Abel Buades como técnico, tiene como principal virtud el de dar un buen trato a la pelota. Cuenta con un buen guardameta como Eric, con una línea defensiva que suma una gran experiencia, donde destaca el veterano Vicente Mendoza. Este jugador, que vistió la camiseta del Dénia en la etapa dorada del club, es un lujo para esta defensa a la que además se suman Ramsés o un lateral muy ofensivo como es Jefry.

En la línea medular el equipo juega al ritmo que marcan jugadores como Clausí, que siempre buscan la conexión con dos hombres importantes en ataque: Manuel Martín y Vicente Campos.

Gran expectación

Se espera que el partido despierte una gran expectación entre los aficionados locales, que acudirán en buen número a prestar el máximo apoyo a su equipo. Al Dénia jugar en este tipo de ambientes es algo que le viene muy bien ya que a sus jugadores les gusta. Arrancar algo positivo en este partido será importante de cara a la segunda vuelta de la liga, ya que estos dos equipos están llamados a disputarse una de las plazas de promoción de ascenso.

Fotos

Vídeos