Dénia aumentará la vigilancia en puntos donde el vertido de residuos es habitual

A. COBOS DÉNIA.

El Ayuntamiento de Dénia se ha propuesto mejorar las situación medioambiental de su término municipal. Para ello ha diseñado varias líneas de actuación que pasan por la concienciación ciudadana a través de campañas publicitarias y en redes sociales y la incorporación de novedades y refuerzos en el servicio.

Una de ellas es el aumento de la vigilancia en puntos se producen vertidos ilegales de forma habituales. En este sentido, el concejal de Medio Ambiente, Josep Crespo, indicó que serán «más serios y rigurosos en el control de quienes hacen un uso impropio o inadecuado de los contenedores de la vía pública y con las sanciones que ello conlleva y que pueden alcanzar los 2.000 euros de multa».

Para fomentar el reciclaje selectivo y «facilitar la labor a la ciudadanía», el edil confirmó que a partir de la próxima semana se instalarán nuevos contenedores de recogida selectiva en diversos puntos del casco urbano. En concreto, tras un estudio de las necesidades detectadas, se colocarán tres nuevos contenedores de vidrio, que se suman a los 57 ya existentes; 20 nuevos de papel, que se añaden a los 40 actuales y 22 nuevos para envases, que refuerzan los 38 ya instalados. Este incremento de contenedores se hará extensivo próximamente al diseminado, comenzando por las zonas del Montgó y Les Rotes.

Asimismo, el concejal de Medio Ambiente anunció que se está trabajando en la implantación en Dénia del llamado 'quinto contenedor', destinado al depósito de basura orgánica. Este nuevo container se utilizará para reciclar los biorresiduos o basura orgánica generada en el hogar o en el jardín y su implantación es necesaria para cumplir la normativa europea que establece que la recogida selectiva de estos residuos orgánicos debe ser, como mínimo, del 50% del total en 2020.

Fotos

Vídeos