Dénia apuesta por dejar en la Marineta el D*na tras lograr más de 20.000 visitas

Pepa Font, Quique Dacosta, Vicent Grimalt, Cristina Sellés y Rafa Carrió, en la comparecencia de ayer para analizar el D*na. / R. González

Quique Dacosta aboga por mantener la fecha porque es complicado encontrar un momento en el que no haya otras citas gastronómicas

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Una vez acabado el primer D*na Festival Gastronòmic de Dénia es momento de hacer un primer balance desde la organización de cómo ha ido este evento que convirtió a la ciudad en el epicentro de la gastronomía mundial. Aunque todavía no hay datos del negocio que hicieron los restaurantes con las tapas, sí se pudo asegurar que fue un éxito en muchos aspectos, como el del público, ya que más de 20.000 personas pasaron por el paseo de la Marineta Cassiana. Pese a que hubo momento en que se tuvo que cerrar los acceso por la aglomeración, desde la organización aseguraron ayer que es el mejor escenario y que seguirá celebrándose allí.

El comisario gastronómico del D*na, el chef tres estrellas Michelin Quique Dacosta, defendió este emplazamiento. «Cualquier lugar donde pongas la cocina y levantes la cabeza es un marco idílico, que tiene historia, que cuenta quiénes somos y de dónde venimos», explicó. Además, añadió que en Dénia no hay tantos paseos transitables, en los que el tráfico no se vea y tenga esas magníficas vistas».

También la edil de Ciudad Creativa, Pepa Font, insistió en que «el sitio es innegociable» y también el alcalde, Vicent Grimalt en que el espacio es ese. A lo que la presidenta de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Marina Alta (Aehtma), Cristina Sellés, apostilló que los invitados les dijeron que no lo cambiaran.

Respecto al festival, Dacosta remarcó que ha transmitido mucha energía y que la gente de fuera percibió que «el pueblo lo había hecho suyo». En su opinión, eso hace que esté llamado q que «fluya» y a que muchos quieran formar parte de él.

El chef remarcó que este certamen, que nació para ser bienal, ha supuesto un importante medio de promoción y que ha beneficiado a la economía, ya que muchos negocios se llenaron el fin de semana gracias a la celebración del D*na.

Además, subrayó que los chefs que participaron estaban «pletóricos» porque el certamen permitía tener al público muy cerca.

Quique Dacosta apuntó que tras acabar esta primera edición de un festival que pretendía mostrar el estilo de vida mediterránea y la gastronomía que lleva en su ADN, habrá que analizar los aspectos que se pueden mejorar. En cuanto a la fecha, abogó por mantenerla en aras de fomentar la desestacionalización. Asimismo, recalcó que es complicado encontrar momentos en los que no haya otros eventos gastronómicos importantes y Dénia pueda concitar las miradas de todo el mundo.

Durante este primer balance, los organizadores aprovecharon para dar las gracias a los patrocinadores, colaboradores, restauradores y productores participantes.

Pepa Font también incidió en que al celebrar también el encuentro de Ciudades Creativas de la Gastronomía de la Unesco, las delegaciones se han llevado una imagen excepcional, lo que permite a Dénia posicionarse como líder gastronómico a nivel nacional e internacional.

Fotos

Vídeos