Dénia se adhiere al Fondo de Impulso Económico y pide un crédito de 14 millones para sentencias

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

El Ayuntamiento de la Capital de la Marina Alta celebró ayer dos plenos extraordinarios. En uno de ellos se acordó que Dénia se adhiera al Fondo de Impulso Económico y pida un préstamo de 14 millones de euros para hacer frente al pago de sentencias. Este punto salió adelante por unanimidad.

El edil de Hacienda, Paco Roselló, explicó que la urgencia de esa sesión dedicada a cuestiones económicas se debía a que el consistorio recibió el martes la confirmación del ICO (Instituto de Crédito Oficial) de que le concedían la cantidad solicitada y que se marcaba el lunes como fecha tope para recibir la confirmación del respaldo del pleno.

El concejal señaló que el dinero lo obtendrán a un interés muy bajo del 0,83 y que esas condiciones le permitirán a las arcas municipales un ahorro financiero de un millón de euros.

También en el pleno para temas urbanísticos hubo unidad en el punto relativo a la propuesta de resolución del PAI Deveses-1 por inactividad del urbanizador. En cambio, la tensión llegó en el momento de debatir la desestimación del recurso de reposición presentado por Ciudadanos sobre el pronunciamiento municipal respecto a las Normas Urbanísticas Transitoria. El líder de la formación naranja, Sergio Benito, reiteró que su grupo no pudo tener acceso al expediente y que el informe del jefe de informática solo respondía a uno de los incumplimientos que él había relatado.

La edil de Territorio, Maria Josep Ripoll, recalcó que sí que podía haber accedido, que solo él había tenido problemas y que «si necesita cambiar de secretaria de grupo, estúdielo». Entonces comenzaron las recriminaciones de Benito, que le pidió que fuese más respetuosa con su compañera, a lo que el alcalde, Vicent Grimalt, le contestó poniendo en duda que la secretaria cumpla el horario de jornada completa.

Ese punto se aprobó con el apoyo del ejecutivo, la abstención de PP y Podemos y el rechazo de Cs.

Los ediles de GD-CU acudieron al pleno, pero no se sentaron en sus asientos como protesta por convocar las sesiones el 8-M.

Fotos

Vídeos