Cuatro denuncias por pesca ilegal en aguas de la reserva marina del Cap de Sant Antoni

REDACCIÓN DÉNIA.

El Servicio de Vigilancia Marítima de la Policía Local de Dénia ha denunciado desde el inicio de la temporada estival a dos embarcaciones que se encontraban pescando en aguas de la reserva marina del Cap de Sant Antoni. Además de a dos particulares, de nacionalidad francesa, que practicaban pesca submarina en esta zona protegida. Junto a la denuncia, los agentes procedieron a la incautación de los útiles de pesca empleados.

Asimismo, según fuentes municipales, el servicio ha dado aviso de un total 13 de embarcaciones que navegaban por la zona restringida por encima de la velocidad máxima permitida, que es de tres nudos.

De todo ello se dará cuenta a la conselleria para la apertura, si procede, de expedientes sancionadores que pueden acarrear multas.

Inspecciones

Fuera de la zona de la reserva, el Servicio de Vigilancia Marítima de la Policía Local de Dénia ha realizado inspecciones a dos escuelas de vela, en las playas de Blay Beach y Punta Molins, a una de las concesiones de alquiler de patines, kayaks y la atracción conocida como «banana», con el fin de garantizar la seguridad de los usuarios de estos servicios.

Igualmente desarrolla de manera diaria el control y vigilancia de las playas de Deveses y Santa Ana con el fin de comprobar que quienes practican kitesurf y windsurf hacen uso de los canales de entrada y salida instalados por el Ayuntamiento de Dénia.

Finalmente, el pasado 8 de julio los agentes del servicio rescataron a cuatro jóvenes que se encontraban a bordo de un patín de alquiler y se vieron sorprendidas por el fuerte viento, que las arrastró mar adentro impidiéndoles volver a la orilla por sus propios medios. La embarcación de la Policía Local, con la colaboración de los socorristas de la playa, remolcó el patín hasta la orilla.

Fotos

Vídeos