Compromís abre expediente a los concejales de Benitatxell que firmaron la moción de censura

Los tres concejales del grupo municipal de Compromís en el Ayuntamiento de Benitatxell durante un pleno. / Tino Calvo
Los tres concejales del grupo municipal de Compromís en el Ayuntamiento de Benitatxell durante un pleno. / Tino Calvo

Gerard Fullana admite que la actuación del colectivo local «traspasa la línea roja» de la coalición y el PP provincial pide el «cese inmediato» de los ediles

R. GONZÁLEZ BENITATXELL.

La moción de censura que el jueves presentaron Compromís, Toni Colomer e I-MA, pero que no fue admitida por el secretario municipal, no ha sentado nada bien a la cúpula nacionalista. El diputado provincial Gerard Fullana admitió ayer que esa moción «traspasa la línea roja» marcada por su formación y que se había iniciado el trámite para abrir expediente a los concejales de su partido que habían firmado el documento.

Fullana reconoció que la coalición tenía conocimiento de que algo así se trataba de impulsar en Benitatxell en los últimos meses pero que se había paralizado. Sin embargo, el jueves se presentó la moción de al secretario municipal. El diputado hizo hincapié en que la agrupación local lo había hecho «sin consultar a la comarcal». Es más, subrayó que en ningún momento esa actuación la habían autorizado y que, por tanto, no contaba con el apoyo de los máximos dirigentes nacionalista.

Con respecto al expediente, el diputado de Compromís señaló que el proceso acaba de comenzar y que deberá trasladarse al Comité de Garantías. Asimismo, matizó que el veredicto final dependerá de si la moción de censura al final tiene recorrido o si se queda como hasta ahora, en un intento de presentarla. No obstante, Gerard Fullana apuntó que una de las medidas sancionadoras que se podría aplicar a los tres ediles de la localidad es la expulsión.

El informe del secretario municipal concluye que Toni Colomer es un edil no adscrito 'ex lege'

Asimismo, el nacionalista aprovechó para recriminar la actitud del secretario municipal de Benitatxell. En su opinión, «se extralimita al impedir el debate».

Por su parte, el Partido Popular provincial reclamó ayer a Compromís en un comunicado el «cese inmediato» de sus ediles en el municipio. Según el secretario general del PP alicantino, Eduardo Dolón, si no les expulsan de forma instantánea entonces Mónica Oltra y Gerard Fullana será «cómplices» de esta «operación contra el actual alcalde, de la formación RED».

Además, Dolón expresó sus dudades de que los concejales hubieran actuado por su cuenta y sin avisar porque «nada se mueve en Compromís sin que lo sepan Oltra y su delegado en la provincia». Es más, señaló que a ambos «les gusta la corrupción porque sacan poder de ella».

El secretario general de los populares alicantinos incidió también en que le resultaba «especialmente doloroso» lo sucedido en Benitatxell porque los nacionalistas «sabían que pactaban con dos ediles expulsados del PP», según el comunicado, «por estar presuntamente implicados en casos de corrupción».

Ante estas declaraciones, Fullana contestó que los populares no eran los más adecuados para hablar sobre esta cuestión porque en la Diputación tiene un presidente que «recibía regalos de la 'Gürtel'» y gobierna «con el apoyo de un tránsfuga».

El nacionalista también incidió en que PP «aún no ha expulsado» a Toni Colomer, uno de los ediles firmantes de la moción de censura «por lo que no es un tránsfuga» como dicen algunos.

Ayer también se hizo público el detallado informe elaborado por el secretario municipal del ayuntamiento y que reafirma su decisión de no admitir el documento rubricado por la oposición para derrocar al alcalde. En él concluye que Colomer «es un concejal no adscrito 'ex lege' sin que se precise acuerdo declarándolo así».

El informe, de 21 páginas de extensión, recogen dictámenes del Consell Jurídic Consultiu y otros documentos que avalan esa resolución, además de incidir en que la sentencia del Constitucional para que puedan votar en esos casos los no adscritos no entrará en vigor hasta las próximas elecciones locales.

El secretario aprovechó el informe para resaltar que una de las personas que firmó la moción, la líder de I-MA, Nieves García, están « pendiente de juicio por la presunta comisión de delitos de falsedad, estafa y prevaricación administrativa» y que «se enfrenta a peticiones de penas seis años por, entre otros actos, haber realizado actuaciones careciendo de competencia para ello.

El munícipe de Benitatxell, Josep Femenia, no quiso pronunciarse respecto a todo lo sucedido. Se limitó a recalcar que para él «es un orgullo ser alcalde de Benitatxell».

Por otro lado, Compromís per Benitatxell acusó a través de las redes sociales al edil Manolo Segarra (RED) de «burlarse de un derecho legal que tienen todos los miembros de la oposición, elegidos democráticamente, y utilizar los espacios de trabajo de toda la Corporación municipal para mofarse del resto de representantes». Y añadió, «todo ello mientras disfruta de un viaje a Madrid pagado con dinero público». En su opinión, es una falta de respeto y la coalición espera que pida disculpas.

Fotos

Vídeos