Los cargadores de móviles, el principal olvido de los turistas en los alojamientos turísticos

J. CORTÉS DÉNIA.

La incipiente revolución tecnológica también ha dejado su huella en los hoteles de la capital de la Marina Alta. Los cargadores de teléfonos móviles ocupan la mayor parte de los recipientes llenos de objetos olvidados en los hoteles en julio, según el testimonio de hoteles como el Villamor, Los Ángeles, Port Dénia o Les Rotes.

La llegada masiva de turistas ha generado en los hoteles montones de objetos variopintos olvidados por los huéspedes en las habitaciones una vez finalizadas sus respectivas estancias. La pereza y el desánimo a la hora de recoger para partir de nuevo hacia el punto de origen generan una serie de despistes que llenan los almacenes o el recipiente de objetos perdidos de los alojamientos vacacionales. Desde cualquier tipo de ropa interior, hasta una corona de flores de alguna despedida de solteros o, incluso, juguetes sexuales en toda su variedad.

Verónica, recepcionista del hotel Villamor, afirmó que, en su caso, la mayoría de los productos abandonados por los clientes son de calzado. «Podría montar una tienda de zapatillas con todas las que guardamos en el almacén», comentó en clave de humor. Sin embargo, los cargadores de móviles también están presentes en las arcas de objetos perdidos de este hotel, del mismo modo que en la del resto de establecimientos de la zona.

La recepcionista describió cuáles son los objetos que más le han sorprendido en los últimos dos meses: «Me llamó la atención una corona de flores, un iPad y unas joyas». La mayoría del repertorio olvidado suele tener un valor bajo, a pesar de que en algunas ocasiones se encuentran con excepciones como las mencionadas. Del mismo modo, la trabajadora reconoció que la mayoría de veces los huéspedes se ponen en contacto con ellos para que les faciliten las pertenencias que se han olvidado. El método que utilizan los hoteles para devolver los objetos perdidos es el de mensajería.

Mercedes, gobernanta del Hotel Port Dénia, situó en la cima de objetos perdidos del último trimestre a los correctores dentales de plástico. «Las férulas odontológicas han sido el principal olvido de los turistas en la actual temporada estival», dijo. También mencionó el clásico de los olvidos, los cargadores.

Desde el hotel Los Ángeles aseguraron que «los cargadores se llevan la palma». La lista confeccionada por la gerente incluye otros productos como «bañadores de hombre, ropa interior, toallas y, de vez en cuando, algún juguete sexual». Esos mismos productos son los que se encontraron en las habitaciones del hotel Les Rotes.

Fotos

Vídeos