Cara y cruz de los bous en Sanet

Imagen de los bous al carrer celebrados en Sanet y Negrals. / LP
Imagen de los bous al carrer celebrados en Sanet y Negrals. / LP

El alcalde, Ximo Gavilà, sale al paso de las críticas y asegura que el evento contaba con la autorización de la Policía Autonómica Defensores aplauden la iniciativa y los detractores muestran su rechazo en las redes

B. ORTOLÀ SANET Y NEGRAL.

Treinta y tres años después, vaquillas y un toro volvieron estar presentes en las calles de Sanet y Negrals este fin de semana. Esta celebración de bous al carrer y embolat no ha dejado indiferente a nadie. Los actos organizados por la comisión de Festers del Crist 2018 han recibido tanto felicitaciones como críticas.

Según apuntaron ayer el alcalde del municipio Ximo Gavilà como los miembros de la comisión festera, la fiesta de los bous cosechó éxito «tanto entre los vecinos del pueblo como de la comarca». Afirman que hasta el pueblo se desplazó gente de Xàbia, Poble Nou de Benitatxell, Pedreguer, Beniarbeig u Ondara para ver las vaquillas y el bou embolat.

El primer edil destacó «la tranquilidad y la calma» con la que se vivieron los actes con los morlacos. Por su parte, los festeros apuntaron que muchos vecinos y visitantes les felicitaron por la iniciativa, e incluso, «algunos sugirieron que se repitan los bous otro fin de semana o en las fiestas patronales».

Aunque no todo han sido elegios. Los detractores de este tipo de actos también se han hecho notar a lo largo del fin de semana. Incluso antes, cuando se anunció el festejo. La mayoría de comentarios en contra han llegado a través de las redes. El Ayuntamiento y los festeros han centrado las críticas. De hecho en el perfil del consistorio de una una red social ha recibido en los últimos días cerca del centenar de mensajes con diferentes opiniones al respecto. De los festeros, muchos apuntan que habrían podido escoger otro tipo de eventos para conseguir financiación para las fiestas patronales, que se celebran el septiembre. Incluso hay mensajes, apuntan desde la comisión, que «se centran en lo personal, han ido a atacar a las personas y muchos de los que lo hacen ni las conocen», remarcan.

A pesar de ello, los festeros aseguran estar tranquilos porque «este fin de semana hemos visto que la mayoría de la gente nos respaldaba, además hemos conseguido llenar el pueblo de visitantes y recaudar dinero para las fiestas, que era lo importante». Los detractores también han recriminado que el ejecutivo local autorizase autorizase estos festejos que muchos tildaron de «anticuados a los tiempos que vivimos».

Con autorización

Ante las críticas y el revuelo en las redes, el alcalde quiso aclarar que «ciertas afirmaciones que se han vertido en internet sobre posibles irregularidades son falsas». Según Gavilà, los bous al carrer «los organizaron los festeros del pueblo, el Ayuntamiento tan sólo dio la autorización correspondiente tras comprobar que se cumplía con todos los requisitos marcados por la ley».

El primer edil también aseguró que antes de que saliesen las vaquillas y el toro embolado, se realizó una inspección por parte de la Generalitat y la Policía Autonómica que «dieron luz verde tras realizar todas las comprobaciones necesarias, por lo que no se cometió ninguna irregularidad».

Fotos

Vídeos