El caos de tráfico se apodera de Dénia en las horas punta por el asfaltado de varias calles

La intersección de la calle Sagunto con el paseo del Saladar con gran intensidad de tráfico por los trabajos de asfaltado en viales cercanos. / Tino Calvo
La intersección de la calle Sagunto con el paseo del Saladar con gran intensidad de tráfico por los trabajos de asfaltado en viales cercanos. / Tino Calvo

Una apisonadora que trabajaba en Lepanto se hunde al ceder el firme sobre una fosa y provoca un escape de gas al romper una tubería

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Los trabajos de asfaltado que se están llevando a cabo en distintos puntos del casco urbano están provocando caos de circulación en las horas punta, especialmente cuando coincide con las entradas y salidas de los colegios. Algunos vecinos expresaron ayer su malestar porque, cuando están circulando con sus vehículos, no se les avisa con suficiente antelación y descubren que la calle por la que quieren ir está cerrada justo cuando ya están delante de ella y entonces, como el resto, han de buscar alternativas.

Las opiniones sobre el aluvión de actuaciones que se están realizando a puertas del verano, y que algunas se prolongarán durante la campaña estival, son numerosas y varias. Unos están que trinan por los atascos y las vueltas que han de dar cuando van en coche. Otros aseguran que el hecho de que una parte de la ciudad esté patas arriba por los trabajos de reurbanización de viales céntricos y las tareas de asfaltado van a espantar a los turistas. También hay un grupo que insiste en que se trata de molestias necesarias por las que se ha de pasar para después poder disfrutar de una Dénia mejor. Consideran que los futuros beneficios harán que valga la pena.

Scotto recalca que se avisa

El concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Scotto, se mostró ayer sorprendido por las quejas vecinales por no avisar con antelación. El edil hizo hincapié en que el Ayuntamiento de Dénia, a través de diferentes cauces oficiales, alerta de los tramos afectados por el asfaltado y las obras «48 horas antes». Según dijo, la información figura en las redes sociales de consistorio y también en las de la Policía Local, así como en la aplicación de móvil municipal. Asimismo, Scotto apuntó que la señalización en los viales se coloca en la misma antelación y que hay presencia policial cuando se hacen los cortes y cuando hay atascos.

Pero el asfaltado no solo provocan caos de tráfico. Ayer por la mañana una apisonadora que trabajaba en la calle Lepanto se hundió al ceder el firme sobre el que estaba pasando. El accidente se produjo sobre las 9.15 horas. La edil de Territorio, Maria Josep Ripoll, acudió a comprobar la situación y explicó que cuando pudieran retirar la maquinaria sabrían la causa concreta. Lo que sí estaba claro era que había roto una tubería de gas.

La Policía Local acordonó la zona y los bomberos colocaron un ventilador para dispersar el gas. No fue necesario desalojar a los vecinos de fincas colindantes, mientras que los que vivían en el portal que bloqueó la apisonadora tuvieron que permanecer con ventanas y puertas cerradas. Tras cortarse el suministro, una grúa retiró el vehículos. Entonces comprobaron que en la fosa de la acometida a la finca, donde estaba hundido, quedaba una bolsa de gas y la airearon también.

Fotos

Vídeos