El Calpe necesita tranquilidad para estar más arriba en la clasificación del grupo IV

J. ZAMORA CALP.

El Calpe es el único equipo de la comarca que milita en el grupo IV, al que regresó tras su paso por el tercero en la anterior campaña. La plantilla calpina necesita estabilidad para que el equipo consiga una mayor regularidad, de esta forma el equipo de la villa de peñón puede ser uno de los tres mejores de este grupo y jugar la promoción de ascenso.

Con un equipo muy renovado, el Calpe comenzó la pretemporada con Benjamín Pérez como técnico, pero las cosas no fueron lo bueno que esperaba y este técnico no llegó a debutar en la liga. Varias jornadas tuvieron técnico interino, Erasmo Arica. El equipo se convirtió en una auténtica montaña rusa. Esta situación se trasladó al terreno de juego, los resultados no fueron los esperados, volvieron a llegar nuevos jugadores, otros salieron, hasta que se buscó la tranquilidad contratando a un técnico con mucha experiencia, Paco Luna.

La llegada de Luna sirvió de poco, lejos de aplacar los ánimos estos se volvieron a disparar. Al club llegó un nuevo director deportivo y cuando parecía que la situación se iba a recomponer, se produjo la marcha de Paco Luna y la llegada de David Gascón.

Gascón ha conseguido sumar dos victorias y un empate, pero su equipo está octavo. Se encuentra a seis puntos de la tercera plaza, por lo que no se descarta que el conjunto verdiblanco consiga llegar a los puestos de promoción.

En sus filas tiene a Favio Osorio, que con 11 tantos en el segundo máximo realizador de los cuatro grupos de Preferente. Tener a uno de los goleadores es fundamental para que un equipo este arriba a la finalización de la liga.

Fotos

Vídeos