Calp remite al Síndic de Greuges el mal estado del Puerto Blanco

El ejecutivo local asegura el deterioro que sufre el recinto portuario está afectando a la imagen del municipio

R.C. CALP.

El Ayuntamiento de Calp está decidido a solucionar los graves problemas del puerto deportivo Puerto Blanco, cerrado desde febrero del año pasado. Por lo que ha remitido su preocupación y malestar al Síndic de Greuges, para poder encontrar una solución.

No es la primera vez que el consistorio calpino se interesa por la situación del recinto portuario ubicado junto a una zona turística de la localidad. La primera fue cuando la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio decretó el precinto y cierre de las instalaciones por razones de seguridad. Según indican desde el ejecutivo local, el puerto se encontraba en muy mal estado, especialmente el dique de abrigo que presentaba pérdidas de la escollera. Además había expirado la concesión de la empresa que hasta entonces gestionaba el servicio. Pero después de un año, desde el gobierno calpino aseguran no tener noticias del inicio de las obras que permitan reabrir el puerto deportivo.

De hecho, el recinto se encuentra en un estado de abandono total, por lo que, según indican desde el ayuntamiento, «ha generado un gran malestar entre los vecinos, ya que el deterioro de Puerto Blanco está afectando a la imagen de la ciudad».

El cierre de este puerto, indican, «afecta a la oferta de amarres del municipio y a la gestión de un recurso turístico y deportivo de primer orden pero además se está convirtiendo en un problema de limpieza y degradación por el abandono del lugar».

El ejecutivo local ha intentado recabar información sobre la posible licitación y ejecución de las obras que permitan reabrir el puerto o sobre la posibilidad de convocar un concurso de explotación de la gestión del servicio. Pero hasta la fecha «no ha habido respuesta por parte de la administración autonómica».

Fotos

Vídeos