Calp exige al Consell máxima vigilancia en los trabajos de las casas Neptuno

Imagen de una de las catas realizadas en la zona de las casas Neptuno. / LP
Imagen de una de las catas realizadas en la zona de las casas Neptuno. / LP

El Consistorio contratará a un arqueólogo para que supervise las actuaciones que se realicen en la zona situada en el yacimiento de los Baños de la Reina

R. C. CALP.

El Ayuntamiento de Calp quiere que la Generalitat ponga la máxima atención en los trabajos de demolición que se están realizando en las casas Neptuno, en la playa del Morelló, así como las futuras intervenciones que lleve a cabo la empresa que trabaja en la zona.

Según el alcalde de la localidad, César Sánchez, se trata de un asunto que «preocupa enormemente a los vecinos, por lo que instamos a la dirección general de Patrimonio la máxima vigilancia, diligencia y responsabilidad en todas las actuaciones que se lleven a cabo en la zona». Unos trabajos que cuentan, hasta la fecha, con el visto bueno de Patrimonio, organismo dependiente de la Conselleria de Cultura, quien ha autorizado todas las actuaciones solicitadas por la empresa.

Estos permisos aprobados por conselleria incluyen la realización de unas primeras catas sobre el terreno que se encuentra dentro del yacimiento romano de los Baños de la Reina, así como la posterior demolición de los edificios. Esta última actuación se está llevando a cabo en estos momentos.

Sánchez reitera que no se concederán licencias sin la autorización vinculante de Patrimonio

También se incluye en la autorización la eliminación del losado y todos aquellos elementos contemporáneos que se encuentran en el área y que formaban parte de dicha construcción.

La Generalitat ha concedido ya la autorización de la excavación de los terrenos, incluida en una fase posterior. Será entonces cuando se pueda determinar si existen o no en la zona restos arqueológicos de gran valor. En caso de que las prospecciones sean positivas, la propia conselleria deberá decidir si se continúa con la construcción allí.

Desde el Ayuntamiento de Calp siguen recelosos de los trabajos que se están realizando en el yacimiento. El alcalde, César Sánchez anunció ayer que el propio consistorio contratará a un arqueólogo para que supervise las actuaciones que se lleven a cabo en los terrenos de este enclave tan preciado por los calpinos.

El primer edil aprovechó la ocasión para reiterar que «de ningún modo» se concederán licencias de obras en estos terrenos «sin la autorización preceptiva y vinculante de Patrimonio». Según recordó Sánchez, este organismo es el que otorga las autorizaciones correspondientes para llevar a cabo cualquier actuación en estos terrenos al tratarse de un área de posible interés arqueológico.

Fotos

Vídeos