Benitatxell prohíbe lanzarse al mar desde los acantilados y animales en la cala del Moraig

Uno de los puntos de vigilancia en el litoral de Benitatxell. / LP

El incumplimiento de las normas municipales supone sanciones económicas que van de 750 a 3.000 euros

R.B. BENITATXELL.

Los vecinos y turistas de Poble Nou de Benitatxell pagarán entre 750 y 3.000 euros si incumplen la ordenanza de playas que el ejecutivo local aprobó el pasado mes de marzo.

La nueva normativa que el consistorio ha puesto en marcha este verano, prohibe, entre otras, lanzarse al mar desde la zona de los acantilados y cualquier otro lugar que suponga un riesgo para la seguridad de las personas. Los bañistas tampoco pueden llevar botellas de cristal ni tirar basura, colillas, latas y demás elementos no biodegradables a la playa con lo que han disminuido notablemente las heridas de los bañistas. También se sanciona económicamente encender fuego o bombonas de gas, así como dejar abandonados muebles, carritos, palets, cajas y embalajes.

Además, el consistorio poblero ha prohibido bañarse en el mar con jabón, gel, champú o cualquier otro producto detergente.

Tampoco se permite la presencia de animales en la Cala Moraig, a excepción de los perros lazarillos o de asistencia y de salvamento.

En cuanto a la pesca, los usuarios no podrán practicarla desde la orilla la orilla de la playa durante la temporada de baño para evitar daños que los aparejos utilizados puedan causar a los bañistas. Solo esta permitida desde las 21 horas hasta las 9 de la mañana.

Para hacer cumplir la nueva normativa, el consistorio cuenta con una empresa concesionaria encargada de la vigilancia «con lo que se refuerza la seguridad en todo nuestro litoral». Según indican, tras el primer mes de trabajo, los servicio de salvamento, enfermería y socorrismo han valorado «positivamente la normativa que les facilita mucho la labor».

Según indicó el concejal de playas, Manolo Segarra, «al existir una sanción monetaria prácticamente se ha erradicado una práctica que ponía en riesgo la vida de los bañistas».

Por otra parte, el edil recordó que el servicio de salvamento, socorrismo y enfermería, estarán operativos durante toda la campaña de verano y hasta el 15 de septiembre. Segarra recordó además que El Poble Nou de Benitatxell es el único municipio que cuenta con servicio de personal sanitario en la cala desde hace cinco años.

De forma ininterrumpida hay tres personas fijas que controlan la cala desde las 10 de la mañana a las 18 horas. Se trata de una enfermera, un marinero de puente de la Marina Mercante, ambos socorristas acuáticos, junto con otro socorrista. El concejal recordó que este servicio se refuerza en momentos puntuales como fines de semana.

Fotos

Vídeos